La primera deposición de un recién nacido se llama meconio y de acuerdo a un nuevo estudio puede predecir la salud futura del bebé y se enfoca principalmente en el riesgo de desarrollar alergias.

Esta investigación fue realizada por The University of British Columbia (UBC) de Vancouver y de acuerdo a sus resultados se ha demostrado que las primeras heces podrían indicar el riesgo de que el bebé desarrolle alergias durante el primer año de vida.

El estudio fue publicado en la revista Cell Reports Medicine, y se llevó a cabo analizado las primeras heces de 100 bebés los cuales fueron inscritos al Child Cohort Study. Los investigadores creen que se debe prestar más atención en esta primera evacuación de los neonatos la cual se elimina el primer día de vida, el meconio se compone por materiales ingeridos y excretados durante el desarrollo fetal.

Los resultados arrojaron que cuánto menos tipos de moléculas diferentes contiene el meconio de un bebé mayor riesgo tiene de desarrollar alergias en el periodo de un año. Esta reducción está relacionada con variaciones en grupos bacterianos clave, los cuales tienen la función fundamental en el desarrollo y maduración de la microbiota intestinal.

“Nuestro análisis reveló que los recién nacidos que desarrollaron sensibilización alérgica al año de edad tenían significativamente menos meconio ‘rico’ al nacer, en comparación con aquellos que no desarrollaron sensibilización alérgica”, explica Dr. Brett Finlay, coautor principal del estudio.

¿De que se compone el meconio?

Los materiales ingeridos y excretados durante el desarrollo fetal son las células de la piel, el líquido amniótico y otras moléculas mejor conocidas como metabolitos, entre otras sustancias.

“El desarrollo de un sistema inmunológico y una microbiota saludable en realidad puede comenzar mucho antes de que nazca un niño”, detalló la Dra. Charisse Petersen, otra de las autoras del estudio, quien explica que el meconio es una cápsula del tiempo, que indica a qué estuvo expuesto el feto antes de nacer y contienen moléculas acumuladas en el útero materno, el cual es el alimento inicial del bebé que forma los primeros microbios intestinales de los bebés.

Finalmente los expertos explican que con esta investigación quieren demostrar la importancia del desarrollo del sistema inmunológico y una microbiota saludable y por supuesto detectar con anterioridad problemas de salud y así intervenir con tiempo para evitar síntomas o signos de alergia o asma.

Todo esto permite identificar con mucha anterioridad posibles problemas de salud futuros, pudiendo realizar intervenciones tempranas antes de que presenten síntomas o signos de alergia o asma.

El abuso de antibióticos debilita el sistema inmune en niños

Los bebés nacidos por cesárea pueden desarrollar asma

Tags :