De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Rutgers y la Universidad de Copenhague asegura que los bebés que nacen por cesarea tienen más posibilidades de desarrollar asma en el futuro.

La investigación que realizaron expertos han estudiaro el asma en la infancia y llegaron a la conclusión que el parto por cesárea interfiere con la capacidad que tiene el bebé para obtener algunos gérmenes que son beneficiosos del microbioma de la madre y esta es la razon por la que podrían desarrollar asma en la primera infancia.

Los resultados de la investigación fueron publicados por la revista ‘Science Translational Medicine’, indican que las implicaciones para entender el papel de la cesárea en el sesgo potencial de la microbiota de un niño, o sea los billones de microorganismos que viven en nuestros cuerpos y su influencia en la salud.

“Cada generación de madres cede su microbioma a la siguiente, ya que el bebé está cubierto de gérmenes beneficiosos mientras es ‘exprimido’ a través del canal del parto, pero esto no sucede con los bebés nacidos por cesárea”, detalló Martin Blaser, director del Centro de Biotecnología y Medicina Avanzadas de Rutgers y coautor de la investigación.

Si bien no se benefician con el paso de estos micribiomas de la madre, los bebés nacidos por cesárea, tardan en desarrollarlos y durante este tiempo el sistema inmunológico también se desarrolla pero corren mayor peligro de desarrollar ciertas enfermedades como el asma.

Para determinar estos resultados se estudiaron a 700 niños así como el efecto del parto vaginal frente a la cesárea durante el primer año de vida de los menores y así conocer qué causó la alteración en el microbioma y si esto está asociado con el asma, los investigadores encontraron que el parto por cesárea se asoció más cone l riesgo de asma y alergias.

Después del año el riesgo de asma se reduce en los niños nacidos por cesarea y su microbiota intestinal se ha recuperado ha madurado de manera normal.

“A pesar de que un niño nace por cesárea y tiene una inmensa perturbación microbiana temprana, esto puede no conducir a un mayor riesgo de asma si el microbioma madura lo suficiente antes del año”, indicó Jakob Stokholm, científico principal del Estudio prospectivo de Copenhague sobre el asma en la infancia y el primer autor del estudio.

Finalmente el autor del estudio propone la perspectiva de restaurar la microbioma perturbada por cesárea y así prevenir el desarrollo de asma en un niño que corre más riesgos.