Aunque los niños han experimentado más fortaleza ante la llegada del coronavirus, recientemente se viralizó el caso de una niña de apenas 5 años de edad que murió luego de dar positivo a la COVID-19 en Texas.

Sus padres Lastassija White y Quincy Dronde, afirmaron que su hija falleció luego de una “corta batalla contra el virus”.

Su mamá relató que Tegan había dormido dos días seguidos, sin presentar tos o fiebre, pero luego de dos días amaneció con vómitos y sensación de náuseas, y fue trasladada a emergencias, pero los médicos decidieron no hospitalizarla, porque no tenía los síntomas evidentes, pero cuando llegó a casa, continuó debilitándose.

View this post on Instagram

A post shared by Staja White (@laaalaaa421)

Al verla tan mal, volvieron a trasladarla al hospital, pero luego de unas horas falleció. Los padres están devastados al haber perdido a su pequeña, pero sobretodo por la actitud de los médicos.

“El médico nos dijo que nuestra hija estaría bien, pero ni siquiera cumplió veinticuatro horas. Murió en las próximas quince horas”, declaró el padre de Tegan.

“Mi dulce amor, ¿cómo se supone que voy a seguir ahora?”, se lee en una de las imágenes que compartió su mamá en su cuenta de Instagram.

Sin embargo, el Departamento de Salud de Amarillo confirmó estar desconsolado por la muerte de la niña y enviaron sus condolencias a la familia.

Padres de la niña afirman que pudo haberse salvado y que Tegan siempre los alentaba a usar cubrebocas y  hacia conciencia de tomar todas las medidas para no contagiarse del virus, desconocen dónde ocurrió el contagio.