Actualidad

La importancia de que las patadas de tu bebé sean fuertes en el embarazo

Indican algo bueno de salud

No hay nada más emocionante durante un embarazo por primera vez que sentir a tu bebé patear y durante años hemos sabido que es un signo saludable para vigilar durante los últimos meses de embarazo. Pero un nuevo estudio arrojó más luz sobre el movimiento de los bebés en el útero y los detalles son realmente geniales: resulta que los científicos ahora saben qué tan duro están pateando los bebés en el útero, y les está ayudando a aprender exactamente cómo esos patadas benefician la salud de los fetos en crecimiento.

Para el estudio, que fue publicado en el Journal of the Royal Society Interface a principios de esta semana, los investigadores utilizaron la exploración por resonancia magnética para echar un vistazo a las patadas de los fetos. Prepararon modelos informáticos especializados para calcular la fuerza de esas patadas, así como el impacto en los huesos de los fetos. ¿Los resultados? Las patadas de los bebés se vuelven más fuertes en el útero a medida que se desarrollan y esos movimientos ayudan a construir huesos más fuertes.

A las 20 semanas de gestación, los investigadores encontraron que los fetos patean con una fuerza de hasta 3 kilos de fuerza, un número que sube hasta 5 kilos en la semana 30 y a las 35 semanas de embarazo, ese número cae a 4 kilos de fuerza cuando el el feto rápidamente se queda sin espacio en el útero de su madre.

Las patadas también sirven para un propósito útil: la presión sobre el esqueleto del bebé, les ayuda a desarrollar huesos y articulaciones saludables. Y a medida que aumenta la fuerza de las patadas de los bebés y el espacio que los rodea se reduce en la última mitad de la gestación, la presión sobre el esqueleto de los bebés aumenta, ayudándoles a desarrollarse de forma saludable a medida que se acercan al nacimiento.

“Esta tendencia creciente con la edad gestacional es importante porque los cambios en los patrones de movimiento fetal al final del embarazo se han relacionado con resultados fetales pobres y malformaciones musculoesqueléticas”, escribieron los investigadores, un equipo del Imperial College de Londres, en el estudio.

Esencialmente, las patadas (aparentemente bastante fuertes) que tu bebé está dando significan que las cosas están progresando bien dentro del útero. Y ese desarrollo necesario significa que las mujeres embarazadas que sienten una disminución en las patadas en etapas posteriores del embarazo deben consultar a su médico.

“Cada médico le dice a sus pacientes algo un poco diferente”, dijo la Dra. Jennifer Keller, profesora asistente del Departamento de obstetricia y ginecología de la Universidad George Washington, en 2012. “Algunos les dicen que busquen alrededor de 10 movimientos por día, algunos dicen ‘elige una hora, concéntrate en el bebé y busca tres o cuatro movimientos en esa hora'”.

Las mujeres embarazadas deben llamar a sus médicos, dijo Keller, si sienten una desviación en los hábitos de patear de su bebé. (Algunos son más activos en diferentes momentos del día, o pueden moverse más cuando su madre se encuentra en ciertas posiciones). Y mientras que los movimientos pueden alentarse cerca del final del embarazo, todavía deberían ocurrir.

“Una disminución en los movimientos del bebé puede ser una señal de que la placenta no está transfiriendo oxígeno y nutrientes al bebé tan eficientemente como lo hacía en el pasado, lo cual puede conducir a problemas graves para su salud”, dijo Keller a Parents. Ella continuó:

Es sorprendente cuán conectados están todos estos aspectos del crecimiento de un ser humano, y son detalles como este los que realmente te hacen darte cuenta de lo genial que es el cuerpo humano.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin