Laura G

Viajar con bebés… sin morir en el intento

Espero que todas estén muy bien, pero que sobre todo estén gozando cada momento junto a sus hijos. Se escuchará trillado pero en efecto, el tiempo vuela y este gran regalo que nos da la vida dura muy poco. Yo no sé ustedes pero yo gozo hasta cada cambio de pañal, y no soy exagerada, más bien estoy consciente de que después extrañaré cambiarlos. (Aún no huelen mal jajajajaja, después seguro me arrepentiré de lo que acabo de escribir).

Ya cumplimos 4 meses y a pesar de  que yo soy una apasionada de subirme a los aviones para descubrir el mundo, desde que tuve a Lisa me había costado subirme a un avión. Primero porque Naza quería que viviéramos la experiencia juntos, segundo no quería ir sola y tercero no sabía por dónde empezar. Por una cosa u otra, tuve que viajar por trabajo a Guadalajara y allá voy con mi pequeña. Afortunadamente Pao (mi querida maquillista) pudo volar conmigo y entre las dos lo logramos.

Tengo que presumirles que no tuve ningún problema, tal vez el viaje fue tan corto que ni lo sentimos. A continuación les dejo lo que me recetó mi doctor y que no me falló: (No olviden consultarlo con su pediatra)

  • Soldrin ótico solución (aplicar 3 gotas en cada oído 1 hora antes del vuelo)
  • Iliadín gotas pediátricas 0.01% (aplicar 2 gotas en cada fosa nasal y esperar 10 segundos)

***** Cada quien su pediatra, por eso es mejor que lo consulten*****

Llegamos al aeropuerto, eso sí con mucho tiempo para poder estar tranquilas y no andar corriendo. 20 minutos antes de abordar fui a cambiarle el pañal y a ponerle las gotitas. Cuando nos subimos y estábamos por despegar, comencé a darle pecho y SANTO REMEDIO.

La succión es de vital importancia para que no se le tapen los oídos. Y Lisa se quedó dormida plácidamente en mis brazos y despertó cuando aterrizamos. La verdad no estuvo mal, peroooooo mujer prevenida vale por dos.

Una amiga, Ana Gaby Almada, me compartió la lista de cosas que no pueden faltar en su pañalera. Aquí se las paso:

Creo que lo más importante es estar relajada, ya que como he comprobado, nuestros hijos perciben todo lo que sentimos y si estamos nerviosas ellos comienzan a estar inquietos. Repito, hay que llegar con mucho tiempo para no andar corriendo, no sé ustedes pero yo no tenía ni idea de qué hacer con la carriola, ¿Será que ahora presto más atención a esas cosas?- Con decirles que en mi vida había visto que existe un cambiador de pañales en los baños jajajaja.

Hasta aquí mi reporte del primer viaje de Lisa, ya les contaré cuando nos toque ir a Argentina a visitar a los abuelos – que son 12 horas en avión jajajajaja – a ver si la pasamos igual.

P.D. 1 ¿Alguna tiene otra sugerencia?

P.D. 2 La lactancia es una maravilla en los aviones, pero si no la practicas, el chupón te puede ayudar mucho para que no le molesten los oídos

P.D. 3 Lisa juró que estaba en la cama… me tenía arrinconada jajajaja

P.D. 4 Aquí las leo… ¡Saludos a todas!

Laura G

Laura G

Mamá Primeriza
Soy Laura G, y soy mamá primeriza. Soy novata en todos los sentidos, pero con un profundo amor a Lisa quien día a día se desarrolla y crece dentro de mí. A través de este espacio descubriremos el proceso del embarazo, podremos apoyarnos mutuamente si estás viviendo lo mismo que yo, e incluso retroalimentarnos a través de foros y dinámicas en las que podremos compartir experiencias.
Free Events Calendar Plugin