Unas sonajas están siendo consideradas un peligro para los bebés, debido a que algunas de sus piezas pueden causar asfixia en los menores.

Fue por medio de un comunicado de prensa difundido a través de las redes sociales de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo p la CPSC por sus siglas en inglés, anunció que ha sacado del mercado las sonajas de Winnie Pooh de Disney.

“Los pies del sonajero de Winnie the Pooh pueden desprenderse, lo que representa un peligro de asfixia para los niños pequeños”, se puede leer en la descripción del documento donde explican los peligros que representa la sonaja.

Aunque la CPSC explicó que no hay ningún caso que haya terminado en fatalidad, la medida de prevención es suspender su comercialización. Por su parte la empresa reembolsará el 100% a los consumidores a quienes les sugirió “quitar inmediatamente el sonajero a los niños pequeños y comunicarse con Walgreens para obtener un reembolso completo”.

La marca Walgreens es la que comercializó el producto y ha recibido 8 informes sobre cómo es que en los pies del sonajero de Winnie the Pooh se desprendían. Los sonajeros miden alrededor de 17 centímetros “están hechos de porcelana, cuestan 10 dólares (200 pesos), y el retiro del mercado fue realizado de forma voluntaria por Walgreens, en el marco de un compromiso para trabajar y solucionar problemas hacia los consumidores”.

Foto: CPSC

A pesar de que las normativas aplican para el territorio de Estados Unidos únicamente, la marca Walgreens es una marca que tiene presencia en México por lo que se sugiere que los padres identifiquen las sonajas y las retiren de los bebés.