Aunque probablemente tengas la tendencia a pensar que los campos de juego actuales son menos peligrosos que en los que jugaste, las lesiones en parques siguen siendo sorprendentemente comunes. Claro, el asfalto ha sido reemplazado por material blando absorbente de impactos y la mayor parte del equipo está hecho de plástico que de acero oxidado. Pero un número sorprendente de niños todavía terminan en la sala de emergencias todos los días al salir al parque. Entonces, ¿cuáles son los peligros más comunes en los parques?

Desafortunadamente, si bien se han realizado algunos esfuerzos para abordar el tema de los parques inseguros, no existe un “esfuerzo coordinado a nivel nacional”, según el NPPS. Eso significa que los padres deben tener cuidado cuando se trata de los juegos que sus familias frecuentan y si ciertas cosas se deben evitar o no.

No hay forma de pasar la infancia completamente indemnes, pero mientras más se eviten, mejor.

1 Caídas:
Esto no será una gran sorpresa para los padres, pero representa más del 75% de todas las lesiones relacionadas con el patio de recreo, según la Children’s Safety Network. Las caídas son un problema dondequiera que vayan los niños, naturalmente. De hecho, según los Centros para el Control de Enfermedades, las caídas son la principal causa de lesiones no mortales para todos los niños de 0 a 17 años. Un estudio realizado por la Universidad de Calgary encontró que la mayoría de lesiones se producen en equipos que requieren fuerza en la parte superior del cuerpo, como las barras, lo que significa que los niños a veces caen desde una altura considerable.

2 Quemaduras:
La mayoría de los patios de recreo ahora tienen metal recubierto con pintura que reduce el calor o la reemplazan por plástico. Aún así, las quemaduras suceden. Una hoja informativa sobre Burn Safety Awareness in Playgrounds de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor, advirtió que el metal no es el único material que causa quemaduras térmicas: de los casi 30 incidentes de quemaduras térmicas entre 2001-2008, 10 se relacionaron con plástico y caucho, u otras superficies no metálicas, y siete se asociaron con superficies metálicas.

3 Piernas rotas relacionadas con resbaladillas:
Muchas de las lesiones de fracturas de pierna, ocurren en las resbaladillas Una forma de prevenir esto es evitar subir una resbaladilla con tu hijo en el regazo.

4 Cortes y raspaduras:
Cuando revises para ver si un parque es seguro, busca “objetos que sobresalgan con bordes afilados, sin terminar o incómodos, como pernos o ganchos en forma de S”, informó la Asociación Internacional de Inspectores de Casas Certificadas en su sitio web. Estos pueden cortar a un niño o atraparlo o enredarse con la ropa (lo que puede provocar caídas o incluso estrangulación).

5 Lesiones relacionadas con golpes y conmociones cerebrales:
Los patios de recreo pueden ser peligrosos incluso cuando están en su propio patio trasero. Los columpios son responsables de la mayoría de las lesiones en los patios de recreo en el hogar, de acuerdo con el CDC. Un estudio publicado en la revista Pediatrics realizado por el CDC encontró que las conmociones cerebrales de los equipos de juegos infantiles están en aumento entre los niños de 14 años o menos, y los dos peores delincuentes son los columpios y las barras.