Generar hábitos alimenticios en los niños debería colocarse como uno de los principales objetivos como padres y guías de su crecimiento.

Los hábitos comienzan desde pequeños detalles que logran hacer conciencia en el infante y de esta forma entender que es lo que se debe hacer o no, cuando se trata de comer en familia y sobretodo durante esta cuarentena, donde todos los miembros de familia están en casa.

Cabe destacar que los hábitos alimenticios están relacionados con buenos hábitos de higiene, confirmando de esta forma que todo está relacionado con el único fin de formar seres humanos saludables en todos los aspectos.

bebé comiendo
Foto: Andrea Piacquadio de Pexels
  • Lavarse las manos: Antes de sentarse a comer, es necesario que siempre se haga saber que cada miembro de la familia debe lavarse las manos para poder comer cualquier alimento.
  • Recoger juguetes: Los niños mayores de 3 años deberán recoger los juguetes que estaban manipulando, sin ayuda de los padres, de esta forma podrán centrarse en la comida, así mismo la televisión, tabletas electrónicas o celulares, tendrán que ser uno de los hábitos no permitidos durante este tiempo de comida, ya que funge como un distractor negativo para los alimentos.
  • Evitar las golosinas: Antes de cada comida es necesario prohibir los snacks o golosinas, lo ideal es que hagan 5 comidas al día.
  • Prohibido bebidas azucaradas y refrescos: Es necesario evitar darles bebidas azucaradas y refrescos, lo recomendable es darle jugos naturales y agua simple, con el fin de darles siempre lo mejor para su cuerpo.
Foto: Eileen lamb de Pexels
  • Los niños toman decisiones: Aunque tú eres quien decide que deben comer, ellos deben decir que cantidad quieren comer, obligarlo a terminar todas las porciones, tiende a crear sentimientos negativos hacia la comida. 
  • Frutas y verduras: Es necesario darles en las cinco comidas, verduras y frutas, acompañado de un menú variado, para que los infantes no se aburran.
  • Refrigerios: Podrás darles dos refrigerios diarios, como cereales, barras de semillas, fruta de temporada o yogurt.
  • Castigos: Los padres suelen castigar o condicionar a los infantes, si estos no terminan sus respectivas comidas, sin embargo, con esto no se aprende solo crea disgusto permanente y un sentimiento negativo hacia la comida.

Lo más importante es siempre hacer que cada comida sea una de las mejores cosas positivas de su día y así crear un vínculo especial por cada una de las cinco comidas que se realizan al día.

Foto: Elly Fairytale de Pexels
Etiquetas: