Recientemente se dio a conocer, la historia de un bebé del Reino Unido, ya que luego de nacer y con apenas 14 semanas, sufrió un paro respiratorio que lo puso en coma.

Michael Labuschagne tenía 14 semanas de nacido y durante 9 minutos dejó de respirar, sin embargo, lograron estabilizarlo, siendo inducido a un coma que duró alrededor de cinco días.

Su mamá, Emma, relató en un vídeo que compartió en redes sociales, que lo primero que su bebé hizo al regresar a la vida fue sonreírle a su papá, de 28 años.

https://www.facebook.com/emma.labuschagne.9/videos/162650254926741/

“El 15 de marzo era como un día cualquiera. Nos fuimos a la cama sin saber que nuestras vidas estaban a punto de cambiar para siempre. A la hora de su comida, Michael dejó de respirar (…) Lo primero que hizo cuando abrió sus hermosos ojos cafés, fue sonreír a su papi”, finaliza el mensaje que está acompañado un tierno vídeo que hasta ahora ha alcanzado más de 46 mil reproducciones.

Afortunadamente el bebé logró salir del coma y despertar sin daño cerebral, para así poder ir con los especialistas, que finalmente le detectaron un extraño fibroma cardíaco en la cámara izquierda de su corazón.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=159855055206261

Ahora el pequeño, necesita una cirugía en Boston, ya que es un padecimiento raro que pocas personas padecer.

La cirugía que Michael necesita, tiene un costo de 147 mil dólares, debido a esto, lanzaron una campaña de financiamiento para poder realizarla, sin embargo, luego de hacerse viral la historia, se dio a conocer que la familia viajará a Boston próximamente para realizar el procedimiento.

Etiquetas: