Recientemente se dio a conocer que hay una gran cantidad de metales pesados tóxicos en varios alimentos que se le dan a los bebés en Estados Unidos.

Lo anterior luego de analizar 168 alimentos para bebés fabricados en Estados Unidos, donde el 95% de estos, contenían plomo, el 73% arsénico, el 75% cadmio y el 32% mercurio.

Aparentemente los alimentos probados tenían más del límite permitido de plomo respaldado por defensores de la salud pública, aunque los expertos recomiendan que en ningún nivel el plomo en alimentos es seguro.

Foto: Amsw de Pexels

Aunque no dieron a conocer los nombres, se sabe que los alimentos con el mayor riesgo de daño neurotóxico fueron los productos a base de arroz, las batatas y los jugos de frutas.

“Estos alimentos populares para bebés no solo son ricos en arsénico inorgánico, la forma más tóxica de arsénico, sino que casi siempre están contaminados con los cuatro metales tóxicos”, se ha confirmado en el informe.

Todos estos resultados fueron realizados por Healthy Babies Bright Futures, una alianza de científicos, organizaciones que intentan salvaguardar el bienestar de los bebés, durante sus primeros meses de vida.

Los metales en alimentos para bebés, afectan de manera directa a su desarrollo cerebral, es por eso que siempre recomiendan su dieta a los expertos.

Foto: Naomi Shi

Tras este informe, afirman que las soluciones para no afectar directamente a los bebés, es darles alimentos con bajos niveles de arsénico, como avena, bocadillos envasados sin arroz y cereales multigrano.

Pero es recomendable que antes de comenzar una dieta, consultar al pedíatra de la familia, quienes los orientarán para darles la mejor comida a sus hijos.

Con información de CNN
Etiquetas: