Un reciente informe de la Real Academia de Medicina en Bélgica, confirmó que seguir una dieta vegana en adolescentes y niños, puede ser peligrosa en su crecimiento.

De acuerdo al documento, señalan que se han reportado un aumento por enfermedades entre los niños que llevan una dieta vegana, al menos el 3 % de niños y adolescentes belgas son obligados a no comer carne, pescados, huevos, productos lácteos y miel.

Sin embargo, cuando los niños crecen producen células cerebrales, lo que implica que necesitan de proteínas y ácidos grados. “Como el cuerpo no los produce, tienen que ser absorbidos a través de las proteínas animales”, afirmó Georges Casimir, quien fue parte de este informe.

Llevar una dieta vegana, puede traer carencias en el organismo de un niño, de vitamina B12, vitamina D, calcio, hierro, zinc y yodo, provocando un retraso en su crecimiento, así mismo como anemias y retrasos psicomotores.

Una dieta vegana, no es recomendable para bebés nonatos, niños y adolescentes, además los médicos tampoco lo recomiendan para mujeres embarazadas y lactantes.

Pese a las advertencias, afirman que los padres que obliguen a sus hijos a este tipo de dietas, deben realizar regularmente chequeos médicos, con el fin de confirmar que el crecimiento del niño no se ha visto afectado.

El único fin de este informe es alertar a los padres que han decidido llevar una dieta en sus hijos, ya que no esperan obligarlos a dejar sus hábitos alimenticios, pero esperan salvar la calidad de vida de cada niño no solo en Bélgica, sino del mundo, ya que a pesar de que es una dieta que muchos adultos siguen, podría perjudicar a las futuras generaciones.