Actualidad

¿Qué pasa si te acuestas boca abajo en el embarazo?

De verdad pone en riesgo a tu bebé

Para la mayoría de nosotras, dormir boca abajo, no es algo sobre lo que pensemos normalmente, pero cuando el embarazo te quita esa capacidad, resulta muy evidente cómo esos hábitos inconscientes moldean nuestra comodidad en nuestros días y noches. Pero, ¿por qué lo evitamos? ¿Qué pasa si te acuestas boca abajo o boca arriba en el embarazo? ¿Es peligroso para tu bebé?

En general, según la revista Sleep Medicine, simplemente se vuelve demasiado incómodo, engorroso y prácticamente imposible dormir cómodamente o incluso yacer cómodamente en el estómago durante el embarazo debido a la naturaleza de la forma y cambios de (y en) tu barriga.

La posición es increíblemente incómoda para ti y para el bebé, y te avisa rápidamente si está irritado contigo. La partera y consultora de maternidad, Kathy Fray, explica qué pasa cuando te acuestas boca abajo mientras estás embarazada: “Tú aplastas a tu bebé. ¿Tendríamos que postrar todo el peso corporal sobre nuestro bebé después de que nazca? Creo que no”.

Fray aclara: “En realidad, depende de la gestación del embarazo. Acostarse boca abajo en el primer trimestre es probable que no haga nada. Acostarse boca abajo en el tercer trimestre puede convertirse en ambos incómodo y prácticamente imposible”.

“Curiosamente, es mucho más preocupante que las mujeres caigan sobre sus espaldas”, dice Wray. El problema de acostarse boca arriba durante el embarazo es que tu barriga grande ejerce una gran presión sobre la vena cava, una gran vena que transporta la sangre desoxigenada de regreso al corazón, bloqueando el flujo y también puede desplazar la aorta subrenal (abdominal). Esto puede afectar tu gasto cardíaco en el embarazo, lo que es muy peligroso.

Afortunadamente, hay alivio para las mamás que necesitan acostarse boca abajo durante un tiempo durante el embarazo, según la Dra. Ginecóloga Renjie Chang: “La mayoría de las mujeres duermen de lado después de la mitad del embarazo, alrededor de cuatro a cinco meses. Si quieres continuar durmiendo boca abajo, es mejor usar una almohada de maternidad con forma de rosquilla para sostener tu vientre. Hay cientos de ellas disponibles en Amazon“.

Claro, parece que estás durmiendo en un gusano gigante que tiene un agujero en el medio, pero ¿realmente te importa si te sientes cómoda? Seguro no. De lo contrario, solo tratas de encontrar ese espacio perfecto de lado o apoyado en cada almohada de tu casa hasta que llegue el bebé. Después de eso, ya no habrá ningún riesgo que te detenga.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin