Actualidad

5 cosas que no deben pasarte si te ponen pitocina

Fíjate en tu trabajo de parto

Según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), la pitocina o pitocín, es una versión sintética de la oxitocina, una hormona que tu cuerpo produce durante el parto. El mismo sitio señala que se usa comúnmente para inducir y aumentar (o ayudar) el parto al hacer que el útero se contraiga. Las contracciones de mano de pitocina tampoco son funcionalmente diferentes a las contracciones de parto regulares. Si bien generalmente se considera seguro usarla, hay algunas cosas que tu médico o partera buscará si te la administra durante el trabajo de parto.

Debido a que se administra por vía intravenosa y todas responden de manera diferente al medicamento, si la recibes durante el trabajo de parto, es probable que tu médico o partera te controle para controlar tu presión arterial, contracciones y la frecuencia cardíaca de tu bebé. Según ACOG, la oxitocina puede causar contracciones que son más intensas o más frecuentes que las contracciones que podrías haber tenido sin ella, que pueden ser extremadamente dolorosas.

Pero debido a que la pitocina, como cualquier otro medicamento, tiene riesgos, tu médico o partera te controlará de cerca para asegurarte de que no ocurra lo siguiente:

Contracciones que son demasiado intensas para ti:
De acuerdo con ACOG, un riesgo de inducción del trabajo de parto con Pitocina es tener contracciones que son demasiado para una futura madre. Según una revisión de Cochrane de nueve estudios de Pitocín como método para inducir el trabajo de parto, los regímenes de dosis altas del medicamento pueden causar hiperestimulación uterina (o contracciones intensas y muy juntas) que pueden ser dolorosas para ti y peligrosas para tu bebé.

Cambios en el ritmo cardíaco de tu bebé:
Según un estudio publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology, la hiperestimulación uterina de la oxitocina puede provocar una disminución en la frecuencia cardíaca de tu bebé y una reducción de la saturación de oxígeno. Las guías de práctica de ACOG para la inducción del parto recomiendan que los médicos reduzcan estos riesgos al monitorearte de cerca y a tu bebé durante el uso de Pitocina, así como a disminuir la cantidad del medicamento.

Presión para tener intervenciones laborales:
ACOG recomienda que las estrategias de manejo del dolor del trabajo como la epidural estén disponibles para cualquier persona que las desee, pero que sus deseos personales se cumplan siempre que sea posible.

Trabajo prolongado:
Si recibes Pitocín, debe ayudarte y no disminuir tu  trabajo de parto. Una revisión Cochrane de ocho estudios, que incluyó a 1.328 pacientes que recibieron Pitocina para ayudar a aumentar el trabajo de parto, mostró que recibir el medicamento no se asoció con efectos adversos y acortó el trabajo de parto en aproximadamente dos horas.

Nada:
Según una revisión Cochrane de 61 estudios que incluyó a más de 12,000 mujeres, la inducción con oxitocina fue más efectiva para mover las cosas que esperar que las mujeres inicien el trabajo de parto solas. De hecho, más mujeres que la recibieron tuvieron sus bebés en 24 horas en comparación con las que no lo hicieron.

Sin embargo, algunas personas que reciben Pitocín terminan teniendo una cesárea. Pero, contrariamente a la creencia popular, una investigación publicada por la Asociación Médica Canadiense mostró que ser inducida reduce el riesgo de cesárea y estancia en la UCIN.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin