Actualidad

La depresión posparto se debe diagnosticar en el servicio de urgencias

Esto encontró un nuevo estudio

Una de las cosas más difíciles de lidiar con la depresión posparto es simplemente conseguir que un médico te diagnostique. Pero eso también significa someterte a exámenes de detección de forma periódica, y algunos médicos aún no lo hacen, según un nuevo estudio. El estudio también sugiere que las madres deben someterse a exámenes de detección de depresión posparto en la sala de emergencias, donde los profesionales médicos tienen el beneficio de ver a las nuevas mamás.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría y el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, se supone que los médicos deben evaluar a las madres en busca de la depresión posparto cuando traen a su recién nacido para visitas de bienestar. Pero investigadores de los socios del Sistema Nacional de Salud Infantil descubrieron que los médicos no están siguiendo las recomendaciones y que algunas madres primerizas no pueden hacer todas sus citas debido a la falta de seguro de salud, según su estudio, publicado en Pediatric Emergency Care.

La Dra. Lenore Jarvis dijo en un comunicado de Eureka Alert: “El [departamento de emergencias] se convierte en la red de seguridad para personas que no acceden de forma rutinaria a chequeos regulares para ellas y sus hijos”.

Entonces Jarvis y sus colegas pidieron que se lanzara un programa piloto en los departamentos de emergencia infantil del Sistema Nacional de Salud Infantil durante ocho meses y se les pidió a las madres de bebés de 6 meses o menores que hablaban inglés y español que participaran. Si su hijo no recibió atención de emergencia inmediata, le dieron a la madre un pequeño cuestionario para completar que incluía la Escala de Depresión Postnatal de Edimburgo, que es una herramienta muy conocida para evaluar la depresión posparto y algunas preguntas sociodemográficas.

Los investigadores hablaron con 209 madres y descubrieron que el 27% de ellas calificaron positivamente para depresión posparto e incluso habían tenido pensamientos suicidas, informó Eureka Alert. Y alrededor de la mitad de las participantes nunca habían sido examinadas durante una visita de cuidado del bebé por su propio médico. Si las madres obtuvieron resultados positivos, recibieron un folleto informativo sobre la depresión posparto y se les ofreció una consulta con un trabajador social y si tenían un puntaje “fuertemente positivo”, se les exigía que vieran uno.

Cuando Jarvis y su equipo dieron seguimiento a las participantes meses después, muchas dijeron que los recursos ayudaron y que se sintieron mucho mejor como mamás.

Jarvis dijo en el mismo comunicado: “Algunas de estas mujeres no tenían idea de cuán común era la depresión posparto. Pensaron que estaban locas y eran malas mamás. Las acciones en urgencias hicieron que estas mujeres se dieran cuenta de que esto existe, y es algo que a las personas les importa. Muestra que poner sistemas de apoyo para estas nuevas madres es muy importante”.

La depresión es una condición difícil: no puedes diagnosticarte a ti misma y es probable que ni siquiera sepas que las emociones que estás sintiendo son señales de algo más serio. El estudio de Jarvis es un buen recordatorio de que cada vez que un médico evalúa a un niño, también deberían estar hablando con la madre. La depresión posparto es un asunto serio, pero diagnosticar, tratar y obtener el apoyo que necesitan las madres no debería ser difícil.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin