Actualidad

5 mentiras sobre el primer baño del bebé que debes olvidar

No te claves tanto

Existen bastantes ideas erróneas sobre el primer baño de un bebé que pueden confundir a los nuevos padres, y los profesionales médicos tienen una variedad de opiniones sobre la mejor manera de limpiar a tu bebé después del nacimiento que pueden hacer que ese primer baño sea más complicado de lo que pensabas.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), durante las primeras semanas tu bebé no debería bañarse en el sentido tradicional. En su lugar, debes limpiarlo con un paño, jabón para bebés y agua. No debes sumergirlo en agua hasta que se caiga su muñón umbilical. Si bien algunos hospitales bañan recién nacidos poco después del parto, esta práctica ha demostrado que aumenta el riesgo de hipotermia y problemas respiratorios.

Como Joanne McManus Kuller, MS escribe en la revista Newborn & Infant Nursing Reviews, las nuevas recomendaciones implican esperar hasta que un recién nacido tenga signos vitales estables o incluso reemplazar un baño con un rápido lavado y dejar que los padres bañen al bebé tras llegar a casa del hospital. Y según informa Today’s Parent, los investigadores del Boston Medical Center descubrieron que retrasar el baño de tu bebé 12 horas, mejora las tasas de lactancia materna.

Independientemente de dónde y cuándo tu bebé esté limpio por primera vez, esto es lo que los expertos quieren que sepas cuando se trata de conceptos erróneos comunes:

1 Tienes que hacerlo de inmediato:

Mientras que algunos hospitales dan baños a bebés poco después de nacer, otros cambian sus políticas para retrasar el primer baño. Estudios recientes muestran que los baños posnatal son innecesarios y, a veces, dañinos. Un estudio realizado por el Boston Medical Center mostró que los bebés que no se bañaron de inmediato podrían tener más facilidad para la lactancia. Otro estudio publicado en la revista Nursing for Women’s Health mostró que retrasar el primer baño de tu bebé puede disminuir su riesgo de hipotermia

2 Debes sumergirlos en agua:

Según la AAP, no es necesario sumergir a tu bebé en agua para su primer baño. Hasta que se caiga el muñón umbilical, lo que debería ocurrir en una semana o dos, debes evitar que su estómago se moje por completo. Mientras tanto, un baño de esponja con agua tibia es totalmente suficiente.

3 Es necesario hacerlo en el hospital:

Según McManus Kuller, podría no ser necesario bañar a los bebés tradicionalmente cuando están en el hospital. Limpiar rápidamente con una toalla para dejar tanto vernix (sustancia que recubre la piel del recién nacido), como sea posible podría ser una mejor manera de mantener a tu bebé caliente. Además, el vernix puede mantener su piel húmeda y combatir algunas bacterias.

4 Debes usar loción para bebés:

Según Mayo Clinic, la mayoría de los bebés no necesitan loción después del baño. Si eliges una loción; que no tenga fragancias añadidas. Y si ves que la piel de tu bebé parece seca todo el tiempo, en realidad podría ser una señal de que lo bañas demasiado.

5 Debes usar guantes:

La mayoría de las políticas de hospitales requieren que los trabajadores que manipulan a recién nacidos usen guantes para proteger tanto a los bebés como a sí mismos de infecciones durante el primer baño. A menos que tu bebé tenga problemas de salud, los padres no necesitan cumplir las mismas reglas.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin