Actualidad

Síntomas de que tu hijo padece una gastroenteritis

Para que estés al pendiente

Casi todos los padres temen que su hijo contraiga la “gripe estomacal”, el nombre general para una variedad de afecciones que causan diarrea, náuseas y vómitos. Esta condición se conoce formalmente como gastroenteritis y en realidad no está relacionada con el virus de la influenza en absoluto, sino que, en cambio, es causada por una variedad de virus, bacterias o parásitos. Y si bien no es tan divertido pensarlo, es necesario que sepas los signos de que tu hijo tiene un bicho estomacal para que puedas ayudarlo a superarlo tan pronto como sea posible.

Según la Academia Estadounidense de Médicos de Familia, si tu hijo tiene gastroenteritis, probablemente lo sepas de inmediato. ¿Por qué? Porque generalmente causa mucha diarrea. Según la Clínica Cleveland, otros signos de una infección estomacal incluyen vómitos y pérdida de apetito. BabyCenter advierte a los padres que también puede causar deshidratación, lo que puede ser grave para bebés y niños pequeños, y provocar la hospitalización.

Si bien la gastroenteritis puede ser peligrosa, los padres generalmente pueden controlar los síntomas de su hijo en casa. Mayo Clinic aconseja llamar al médico de tu hijo si tiene síntomas con fiebre superior a 38 grados, parece inusualmente irritable o con dolor, muestra signos de deshidratación, tiene sangre en las heces o sus vómitos duran más de unos pocos horas en bebés.

Diarrea:
Según un artículo publicado en American Family Physician, el diagnóstico oficial de gastroenteritis en los niños generalmente implica una gran cantidad de diarrea, definida como tres o más deposiciones acuosas o blandas en un período de 24 horas. Mientras que otras afecciones, como las alergias a los alimentos, también pueden causar diarrea, el mismo sitio explica que un virus como el rotavirus suele ser el culpable en hasta el 90% de los casos, seguido de infecciones bacterianas y parásitos… todos los cuales son altamente contagiosos.

Vómitos:
Otro signo revelador de gastroenteritis, según la Clínica Mayo, es el vómito. Y mientras tu bebé regurgita no es gran cosa, la mayoría de las veces los vómitos, especialmente los que duran más de unas horas, definitivamente lo son y requieren atención médica.

Fiebre:
Según la Clínica Mayo, los virus del estómago e infecciones bacterianas a menudo se presentan con fiebre leve, que puede ir acompañada de irritabilidad, dolores corporales y, en general, malestar. El mismo sitio señala que si la fiebre de tu hijo es más alta que 38 grados o parece realmente incómodo o letárgico, definitivamente es hora de llamar al médico.

Deshidratación y sudoración:
La Clínica de Cleveland señala que la diarrea y los vómitos pueden conducir a la deshidratación, que es muy peligrosa para los niños. Los síntomas comunes de la deshidratación incluyen orina oscura, sed, no tener una cantidad normal de pañales mojados, piel y labios secos y ojos hundidos. BabyCenter advierte que la deshidratación puede ser extremadamente peligrosa en niños pequeños y merece una llamada al médico. Debes tratar de ofrecer a tu hijo pequeñas cantidades de líquidos como agua, una bebida de electrolitos como Pedialyte o jugo.

Pobre Apetito y Pérdida de Peso:
De acuerdo con la Clínica Cleveland, la mala alimentación o pérdida de apetito es un síntoma común de la gastroenteritis, especialmente en bebés. Con el tiempo, la gastroenteritis puede llevar a pérdida de peso debido a una alimentación deficiente, vómitos y diarrea.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin