Actualidad

¿Qué significa que tus manos o pies se queden dormidos muy seguido?

Podrían indicar un fuerte problema de salud

Probablemente no haya un ser humano vivo que no esté familiarizado con la extraña sensación de una mano o un pie o una extremidad que “se duerme”. Esa sensación de hormigueo, ligeramente entumecida, es molesta, pero generalmente es resultado de algo completamente inocente (como estar sentado en la misma posición por mucho tiempo). Sin embargo, en algunos casos, si tus manos y pies siempre se quedan dormidos, es posible que tengas algún problema de salud.

Cuando el hormigueo en las manos, los pies o ambos se vuelve severo o comienza a suceder todo el tiempo, explicó WebMD, puede ser un signo de daño a los nervios (particularmente cuando se acompaña de otros síntomas, como dolor y picazón). Esto se conoce como neuropatía periférica.

Por eso es importante que te revise un médico y estas son 5 cosas que podrían ocurrirte si esas manos o pies se quedan dormidos muy seguido.

1 Diabetes:
La neuropatía diabética es un tipo de daño nervioso que puede ocurrir si tienes diabetes, según la Clínica Mayo. Eso se debe a que “el alto nivel de azúcar en la sangre (glucosa) puede dañar los nervios de todo el cuerpo”, aunque el progreso de la afección puede reducirse mediante el control del azúcar en la sangre y un estilo de vida saludable.

2 Deficiencia de Vitamina:
Como explica la Fundación para Neuropatía Periférica en su sitio web: “La falta de B12 daña la vaina de mielina que rodea y protege los nervios. Sin esta protección, los nervios dejan de funcionar correctamente y se producen afecciones como la neuropatía periférica”. Incluso la deficiencia de B12 leve puede afectar negativamente el sistema nervioso y el funcionamiento adecuado del cerebro, y ese daño a los nervios puede ser “permanente debilitante” si la afección no se trata.

3 Enfermedades autoinmunes:
Las enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjogren, lupus y artritis reumatoide hacen que el sistema inmune ataque los propios tejidos del cuerpo, lo que a su vez causa daño a los nervios, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares: “La inflamación del tejido que rodea los nervios, puede extenderse directamente a las fibras nerviosas. Estas afecciones autoinmunes pueden destruir las articulaciones, órganos y tejidos conectivos”.

4 Cáncer tratado con quimioterapia:
La neuropatía es un efecto secundario común de algunos medicamentos, según la Fundación para la Neuropatía Periférica, en particular los medicamentos utilizados para tratar el cáncer (PN inducida por la quimioterapia): “En algunas personas, estos medicamentos pueden causar daño a los nervios que resulta en una pérdida de sensación o movimiento en una parte del cuerpo”.

5 Enfermedades hereditarias:
A veces, una condición hereditaria es la causa de pies dormidos, de acuerdo con el Centro de Neuropatía Periférica. La enfermedad de Charcot-Marie Tooth, por ejemplo, es una degeneración progresiva de los músculos del pie, la parte inferior de la pierna, la mano y el antebrazo, mientras que la neuropatía hereditaria con responsabilidad por parálisis a presión es un trastorno hereditario que “puede provocar episodios o períodos de debilidad y entumecimiento”.

Recuerda, es probable que no tengas nada de qué preocuparte, excepto que tal vez tengas la tendencia a permanecer en la misma posición por mucho tiempo. Pero si sus extremidades parecen extremadamente soñolientas regularmente, no está mal ir a un chequeo.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin