Actualidad

¿Qué pasa si sientes cierto enojo hacia tu bebé?

Muchas mamás se sienten culpables

La nueva maternidad trae muchas emociones intensas: amor, alegría y gratitud, sin duda, pero hay otras que no son tan agradables de hablar. Junto con los sentimientos de dicha, en algún momento u otro, muchos padres nuevos también experimentan una gama más oscura de emociones como miedo y ansiedad. Estas son cosas difíciles de admitir y aún más difíciles de hablar, pero quizás lo más desconcertante es sentir enojo. Amas a tu bebé con todo tu corazón, entonces ¿por qué tu bebé te enoja?

Se siente humilde admitir que estamos lidiando con enojo hacia un bebé inocente, pero la verdad es que la incorporación de un pequeño miembro de una familia trae un montón de factores estresantes. Y sí, los bebés son una bendición. Pero, ¿todos los bebés también traen privación de sueño, cambios hormonales, pérdida de autonomía y un gran cambio de estilo de vida? También.

La terapeuta matrimonial y familiar Mallika Bush dice que “el enojo en las madres primerizas es mucho más común de lo que la mayoría de las personas cree. La transición a la maternidad es una que nuestra cultura no honra ni nos ayuda a preparar. Se espera que regresemos a nuestra etapa pre-mamás, como si nada sorprendente y monumental sucediera”.

Y a pesar de que los papás no pasan por los cambios fisiológicos que las mamás en los meses posparto, todos los otros cambios pueden despertar también algunas emociones sorprendentemente negativas en ellos. Tanto para las madres como para los padres, la terapeuta familiar Heidi McBain dice: “Convertirse en madre es una gran transición de vida que puede provocar sentimientos de dolor y pérdida. Las personas se sorprenden por lo que no están acostumbrados a sentir o no esperan encontrar; ellas asumen, estarán llenas de alegría y felicidad”.

¿Esto significa que no amas a tu bebé? De ningún modo. Simplemente significa que este gran cambio en las circunstancias de la vida, ya sea tu primer bebé o el cuarto, es legítimamente difícil.

Entonces, ¿qué podemos hacer con el enojo inducido por el bebé? Bush recomienda comenzar simplemente hablando de eso con una persona segura, ya sea un terapeuta, cónyuge o amigo. “Ser escuchado en esta experiencia dolorosa puede ayudar a aliviar parte del aislamiento y la vergüenza que a menudo viene con sentimientos de ira”, explica. Se necesitan agallas para ser vulnerable acerca de estos sentimientos, incluso con una persona de confianza, pero es importante hacerlo.

Bush también insta a los padres a comenzar a buscar formas de cuidarse mejor. “Reconozca y respete que tiene límites, y el enojo puede aparecer porque siente vergüenza de tener necesidades como el espacio lejos de su bebé”, simpatiza. “Está bien tomarse un tiempo libre, incluso cuando su bebé es muy pequeño”.

McBain alienta a los padres a identificar el nivel más profundo de dónde viene su enojo. “Debajo de la ira generalmente hay sentimientos de tristeza o miedo”, explica. “La terapia es muy beneficiosa para ayudar a las personas a superar sus problemas de enojo en este nivel más profundo”.

Lo más importante para recordar en un momento de enojo es tomar un descanso. El enojo es una experiencia normal, pero hasta que puedas encontrar un oído atento para escuchar, mantener a tu bebé seguro es tu prioridad número uno.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin