Actualidad

¿Qué hacer si a tu hijo se le pegan garrapatas?

Pasa mucho en época de verano

Desafortunadamente, las garrapatas y la enfermedad de Lyme son una parte importante de la experiencia veraniega. Y no importa lo que hagas, desde el punto de vista de la prevención, hay algunas muy tenaces. Así que, ¿qué hacer para deshacerte de ellas si se le pegan a tus hijos o a ti?

Las garrapatas pueden ser bastante difíciles de eliminar. Si nunca has pasado por el proceso de matarlas, es posible que te sorprenda lo difícil que puede ser hacerlo. Algunas son pequeñas e imposibles de ver; otras son grandes e hinchadas y exasperantemente fáciles de explotar accidentalmente. Y unas más simplemente se niegan a salir de una pieza.

Las garrapatas en esa última categoría son probablemente las más agravantes de todas. Nadie quiere andar con la parte del cuerpo de un invasor de insectos no deseado atrapado en su piel (y ciertamente nadie quiere que eso suceda a sus hijos, tampoco). Además, parece peligroso.

Para evitar que esta separación ocurra en primer lugar, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades brindan las siguientes instrucciones en su sitio web para la eliminación adecuada y segura de las garrapatas:

  • Use pinzas de punta fina para agarrar la garrapata lo más cerca posible de la superficie de la piel.
  • Tire hacia arriba con una presión constante y uniforme, pero asegúrese de no torcer ni mover la garrapata, lo que puede “hacer que las piezas de la boca se desprendan y permanezcan en la piel”. Si eso sucede, debe “quitar las piezas de la boca con pinzas”. Si no pueden eliminarse fácilmente, “déjalo” y deja que la piel se cure.
  • Después de quitar la garrapata, limpie bien el área de la mordida con alcohol, agua y jabón y lávese las manos también.
  • No aplaste una garrapata con los dedos; en su lugar, deshágase de una garrapata en vivo poniéndola en alcohol, colocándola en una bolsa o recipiente que esté bien sellado, envolviéndola con cinta adhesiva o lavándola por el inodoro.
  • Tampoco haga “remedios” famosos como “pintar” la garrapata con esmalte de uñas o vaselina, o usar calor para hacer que la garrapata se desprenda de la piel.

El sitio web del Hospital de Niños de Seattle agregó que después de quitar los pedazos “grandes” de la cabeza y limpiar la piel, puedes usar una aguja limpia para raspar piezas más pequeñas; aún así, si algunos pedazos permanecen, la piel “sanará lentamente y se deshará” (así que al menos no estará allí para siempre).

Sin embargo, si queda un pedazo grande de la cabeza, el hospital recomienda llamar al médico de tu hijo. También debes hacer un seguimiento con un profesional si se desarrolla fiebre o sarpullido en las próximas cuatro semanas, la mordedura comienza a verse infectada, o tu hijo muestra cualquier otro síntoma nuevo o extraño (fatiga, dolor, cambios de humor y más).

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin