Actualidad

Logra detener las alergias estacionales de tu hijo con estos pasos

Con un poco de control todo se puede

Mocos, estornudos, tos, todo viene con la temporada de alergias. ¿Pero qué sucede cuando golpea a tu pequeño con toda la fuerza? Los resfriados siguen su curso en cuestión de días, pero las alergias estacionales pueden durar mucho más tiempo y, a veces, incluso regresar a medida que cambian las estaciones. Los niños pequeños no son exactamente los mejores pacientes, por lo que definitivamente querrás tomar nota de cómo tratar las alergias estacionales en niños pequeños.

Si tu hijo tose, estornuda o generalmente está congestionado a medida que cambian las estaciones o incluso durante los meses de primavera, podría ser una señal de que padece alergias estacionales y necesita antihistamínicos, descongestionantes o simplemente eliminar la mayor cantidad posible de alérgenos. KidsHealth explicó que estas alergias suceden cuando “los árboles, hierbas y malezas liberan pequeñas partículas de polen en el aire para fertilizar otras plantas”.

El primer lugar para comenzar con las alergias estacionales para niños pequeños es eliminar la exposición a alérgenos cuando sea posible. KidsHealth recomendó mantener las ventanas cerradas, usar aire acondicionado cuando sea posible y permanecer en el interior cuando los recuentos de alérgenos son más altos. “También es una buena idea para los niños con alergias estacionales lavarse las manos o ducharse y cambiarse de ropa después de jugar afuera”, dijeron.

Pero es difícil eliminar por completo los alérgenos, especialmente cuando los niños tienen que abandonar la casa en algún momento, ya sea para la escuela, guardería o simplemente porque es bueno que salgan a jugar. Si tu niño tiene moquera o congestión nasal, puedes darle una dosis de un antihistamínico. WebMd sugirió que “los antihistamínicos generalmente son los primeros medicamentos que se usan para tratar las alergias” porque bloquean las histaminas, el químico que se libera cuando el niño tiene una reacción alérgica. Puedes obtener algunos antihistamínicos sin receta médica, pero tu médico también puede darte con prescripción médica.

Los antihistamínicos a menudo se combinan con descongestivos, que no combaten las histaminas pero pueden ayudar a despejar las narices tapadas o moqueantes. El Dr. Sears explicó que existen algunos efectos secundarios, aunque poco frecuentes, de los descongestionantes y los antihistamínicos, como la somnolencia o la hiperactividad en los niños. El pediatra también recomendó “enjuagar la nariz dos o tres veces al día con aerosol de solución salina nasal y [soplando] suavemente la nariz”, lo que puede aliviar los síntomas de la alergia sin medicar.

La clave para manejar las alergias tanto en bebés como en adultos es tratar de atraparlas antes de que comiencen los síntomas: si notas que tu niño sufre a menudo síntomas de alergia en las primeras horas de la mañana, administrarle una dosis de antihistamínico o descongestivo antes de dormir por la noche puede ayudar a evitar mayor desarrollo de síntomas, explicó WebMd.

Si estás en temporada de alergias con un pequeño y no puedes encerrarte, haz todo lo posible para mantener el polen fuera de casa asegurándote de que se laven las manos y se cambien de ropa cuando entran del exterior. Y cuando laves la ropa de tu bebé, Baby Center recomienda: “Séquela en la secadora en lugar de en el tendedero y cierre los conductos de aire de su habitación”. Esto también puede ayudar a reducir los síntomas antes de que comiencen.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin