Actualidad

Buprenorfina: la medicina que está dañando a niños en el mundo

¡Que no se la receten a tu hijo!

Si buscabas más evidencia de que la crisis de opiáceos es motivo de preocupación: un estudio reciente descubrió que los niños están siendo expuestos a cierto medicamento utilizado para tratar la adicción a los opioides más que nunca. Se trata de la buprenorfina, la cual es mucho más peligrosa para niños que para adultos.

El estudio, que fue publicado en la revista médica Pediatrics el lunes, encontró que se realizaron 11,600 llamadas a centros de control de venenos de los Estados Unidos entre 2007 y 2016 con respecto a la exposición de niños a la buprenorfina. Más del 86% de esas llamadas se hicieron para niños menores de 6 años y el 89% se consideraron exposición accidental, presumiblemente porque el medicamento no se almacenó fuera del alcance de los niños, según el estudio.

El número de llamadas aumentó un 215% en solo tres años, según CNN. Uno de los principales problemas aquí es que este medicamento no se prescribe ampliamente para adultos y nunca se receta para niños, según el autor principal del estudio y el director del Centro de Envenenamiento de Ohio Central Henry Spiller. Como le dijo al medio de comunicación, “Esto nunca se prescribe para niños menores de 6 años. Es un riesgo significativo para ellos”.

Spiller observó que algunos padres podrían considerar que la buprenorfina es menos peligrosa para los niños que otros opiáceos, pero desafortunadamente no es segura para los niños más pequeños. Spiller dijo:

“En los adultos, la depresión respiratoria, la parte que frena la respiración y deja de respirar, es limitada, por lo que hay mucha menos depresión respiratoria. Es por eso que se sintió más seguro. Desafortunadamente, en niños menores de 5 años, niños en edad preescolar, niños pequeños, infantes… esa protección no está ahí, y sí tienen esta depresión respiratoria. Afecta su respiración”.

Según un artículo reciente en Live Science, casi la mitad de los niños que estuvieron expuestos a la buprenorfina terminaron en el hospital, y el 21% de ellos tuvo problemas médicos graves como paro cardíaco, convulsiones, depresión respiratoria e incluso comas.

Buprenorfina se prescribe a pacientes adultos que luchan por superar las adicciones a los opioides como una forma de controlar los síntomas de abstinencia, de acuerdo con WebMD. Si bien puede haber algunos efectos secundarios, incluso para los adultos, un “médico ha recetado este medicamento porque considera que el beneficio para usted es mayor que los efectos secundarios”.

Sin embargo, cuando se trata de niños, el medicamento no tiene ningún beneficio y debe almacenarse de forma segura fuera del alcance para evitar la exposición involuntaria. Incluso cuando se trata de niños mayores y adolescentes; los adolescentes pueden no ser tan susceptibles a los efectos secundarios como los niños pequeños, pero aún están en riesgo. “Fue sorprendente que los adolescentes realmente lo usaran para el abuso”, dijo Spiller a CNN.

Los opiáceos siguen siendo un problema grave en el mundo, por lo que es un paso positivo en la dirección correcta leer que las personas toman medicamentos para tratar de terminar con el ciclo de la adicción. Pero la protección de los niños mediante el almacenamiento seguro de medicinas “arriba y lejos y fuera de la vista”, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, debe tomarse más en serio.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin