Actualidad

Bebés prematuros en UCIN que escuchan a sus mamás, duermen mejor

Gran noticia para estos pequeños

No hay dolor que el amor de una madre no pueda calmar. ¿Cuánta verdad hay en esas palabras? De hecho, como lo descubrió un nuevo estudio, hablar con tu bebé en la UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos para Recién Nacidos) puede ayudarlos a dormir más profundamente en los momentos mientras todavía están en el hospital.

La UCIN se especializa en el tratamiento de bebés y recién nacidos. Como se señala en el sitio web del C.S. Mott Children’s Hospital, “los recién nacidos que nacen antes o que están enfermos pueden necesitar atención especializada”. No solo puede ser estresante para los padres descubrir que su bebé necesita estar en una unidad de cuidados intensivos, sino que la experiencia puede ser estresante para el bebé también.

Pero investigadores de Associated Professional Sleep Societies, descubrieron que reproducir grabaciones de madres leyendo un libro para niños ayudaba a los bebés a dormir y despertarse con menos frecuencia. El estudio involucró a 50 bebés nacidos después de al menos 33 semanas de gestación en los Estados Unidos. Según C.S. Mott Children’s Hospital, los investigadores también se aseguraron de incluir solo a bebés médicamente estables, que carecían de condiciones congénitas que aumentaran los riesgos de problemas para dormir.

“En el hospital, cuidamos a bebés que no están en su entorno habitual, lo que puede obstaculizar su capacidad para dormir normalmente”, dijo la autora principal Renée Shellhaas, neuróloga pediátrica del Hospital Infantil CS Mott de la Universidad de Michigan, sobre el estudio.

Aunque los hospitales hacen todo lo posible para proporcionar ambientes tranquilos, hay algunos sonidos inusuales que simplemente no se pueden eliminar. Como señaló el estudio, los ruidos de los ventiladores y otros equipos pueden ser perjudiciales. Para los investigadores, encontrar formas de mejorar el sueño del bebé se volvió importante porque, bueno, dormir lo es.

Por lo general, los niños duermen mucho, incluso si no siempre se siente así con sus padres. Según la National Sleep Foundation, a la edad de 2 años los niños han pasado más tiempo dormidos que despiertos, y pasarán el 40% de su infancia durmiendo en general. La National Sleep Foundation señala que el sueño es especialmente importante para los niños porque tiene un impacto directo en su desarrollo mental y físico.

En este estudio, los investigadores recopilaron datos reproduciendo la grabación de la madre durante seis horas y luego yendo seis horas sin ella, con el fin de comparar durante toda la noche. Aunque los patrones de sueño cambiaron para los bebés nacidos a las 35 semanas o más, según C.S. Mott’s Children’s Hospital, no hubo realmente un gran cambio en el ciclo REM de los bebés nacidos más prematuros.

“El sueño es un fenómeno muy complicado influenciado por muchos aspectos del entorno de la UCIN y la condición del bebé. Otro factor puede ser el tacto y la frecuencia con que se sostiene o manipula al bebé”, dijo Shellhaas en el comunicado de prensa del estudio.

Investigadores del Hospital de Niños C. Mott reconocieron que se necesitan más estudios para ayudar a explorar las complejidades del sueño en los bebés, pero están en el camino correcto. Y es bueno realizar una investigación que destaque la importancia de la voz de una madre en la UCIN.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin