Actualidad

La contaminación causa que niños tengan presión arterial alta

Lo descubrió una nueva investigación

Un nuevo estudio encontró que el aire que respiras durante el embarazo podría afectar la presión arterial de tu bebé. En el estudio, los niños con la mayor exposición a partículas finas – definido por Reuters como “PM 2.5: mezcla de partículas sólidas y gotas líquidas de diámetro menor a 2.5 micrómetros que se encuentran en el escape del tráfico e incluyen polvo, suciedad, hollín y humo”- fueron 61% más propensos a tener presión arterial alta que los niños con la exposición más baja.

Los investigadores analizaron cerca de 1,300 madres y sus bebés del área de Boston para el estudio, de acuerdo con CBS. Explicaron las circunstancias que pueden influir en la presión arterial del niño, como el peso al nacer y si la madre fumó, de acuerdo con U.S. News & World Report. Y midieron la presión arterial de los niños en citas con el médico desde los 3 hasta los 9 años.

Los investigadores clasificaron a los niños en tres grupos, desde niveles más altos hasta los más bajos de exposición a PM 2.5 en el útero, y así es como determinaron que los niños en el grupo de mayor exposición tenían más probabilidades de tener presión arterial alta, según Reuters.

El autor del estudio, el Dr. Noel Mueller, de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, dijo a CBS News:

“Lo que descubrimos fue que la exposición a la contaminación del aire durante el tercer trimestre en particular se asoció con una mayor presión sanguínea en los niños. Sabemos que la presión arterial aumenta con la edad. Los niños que tienen presión arterial elevada en la infancia tienen una mayor probabilidad de tener hipertensión en el futuro y enfermedades cardiovasculares”.

Y ese es uno de los principales problemas. La presión arterial alta no es un problema de salud aislado. La Asociación Estadounidense del Corazón informó que cuando la presión arterial alta no se controla o no se detecta, puede conducir a:

  • Ataque al corazón
  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad renal o falla
  • Pérdida de la visión
  • Disfunción sexual
  • Angina
  • Enfermedad de las arterias periféricas

Sin embargo, hay algunas cosas a considerar. Por ejemplo, el estudio no fue un experimento controlado destinado a demostrar si la exposición a la contaminación del aire en el útero podría causar hipertensión directamente, o cómo puede hacerlo, según Reuters. Los investigadores tampoco tenían datos sobre cuánto tiempo pasaban las mujeres respirando aire contaminado al aire libre o admitiendo cualquier exposición a PM 2.5 en el trabajo.

Como con muchos estudios, definitivamente se necesita más investigación sobre este tema en particular, especialmente porque este estudio estableció una asociación entre la exposición a la contaminación atmosférica y la presión arterial alta en niños, pero no demostró una relación directa de causa y efecto, señaló ScienceDaily.

Los investigadores saben que las personas embarazadas no pueden simplemente empacar e irse si viven en un área muy contaminada. Pero Mueller sí sugirió que las mujeres embarazadas “consideren evitar áreas altamente contaminadas durante el embarazo” si pueden, según Reuters.

La verdad es que las personas pueden hacer cosas pequeñas para tratar de combatir la contaminación, como compartir el viaje en grupo, andar en bicicleta o reciclar más, pero se necesita un cambio importante a nivel de la sociedad para enfrentar realmente el problema. A medida que aprendamos más sobre cómo la contaminación puede dañar a los niños, incluso antes de que nazcan, podremos hacer más para mantenerlos sanos y seguros.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin