Actualidad

Es muy bueno tomar siestas constantes en el embarazo: estudio

¡Bendito descubrimiento!

Un estudio reciente sugiere que dormir siestas durante el embarazo puede ayudar a prevenir bebés con bajo peso al nacer, lo que significa que realmente no hay ninguna razón para que una mujer embarazada se sienta mínimamente culpable por dormir tanto tiempo como pueda.

Aunque no es del todo sorprendente saber que tomar siestas durante el embarazo es una buena idea, un equipo de investigadores, dirigido por Lulu Song de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong en China, descubrió recientemente que la siesta en realidad puede tener un propósito valioso más allá de simplemente mantener a la madre feliz y llena de energía.

El equipo de Song analizó información de un estudio de 2012-2014 de China, según Reuters, que recolectó datos de más de 10,000 mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 50 años, incluidos sus hábitos de sueño de embarazo. Y lo que descubrieron fue que las mujeres que a menudo tomaban siestas por la tarde eran menos propensas a tener bebés con bajo peso al nacer (definidos como bebés nacidos con un peso menor de 2.500 kilos) que aquellas que no lo hicieron.

Los resultados, publicados en la edición de abril de Sleep Medicine, analizaron con qué frecuencia las mujeres embarazadas dijeron haber dormido la siesta, cuándo lo hicieron y durante cuánto tiempo. Y sus respuestas sugirieron que tomar siestas diurnas podría haber ayudado a un embarazo más saludable: las mujeres que dormitaban durante 60-90 minutos tenían alrededor de 29% menos probabilidades de tener un bebé de bajo peso, mientras que las que dormitaban entre cinco y siete días una semana tenía un 22% menos de probabilidades.

No está del todo claro por qué hubo una relación entre el peso al nacer y los hábitos de siesta, y según Reuters, el estudio no fue un experimento controlado, por lo que definitivamente se necesita más investigación antes de que se pueda confirmar que la siesta reduce el riesgo. Pero al menos sugiere que dormir es algo a lo que las mujeres embarazadas y sus médicos deberían prestarle atención y priorizarlo.

Es probable que no sea necesario programar siestas de cinco a siete horas cada semana durante nueve meses, pero si las mujeres embarazadas sienten que podrían necesitar un poco más de descanso, probablemente deberían tomarlo. Por lo menos, probablemente se sentirán un poco más llenas de energía… Y pueden estar reduciendo el riesgo de tener un bebé de bajo peso al nacer, lo cual, para ser justos, es algo que puede tener importantes implicaciones para la salud.

Según Stanford Children’s Health, los bebés con bajo peso al nacer pueden tener niveles de oxígeno más bajos al nacer, problemas para alimentarse y aumentar de peso, y tener un mayor riesgo de infección. Como resultado, los bebés de bajo y muy bajo peso al nacer, necesitan cuidado adicional en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) antes de irse a casa.

Según March of Dimes, las principales causas de bajo peso son el nacimiento prematuro y la restricción del crecimiento fetal, que puede ser causado por infección, defectos de nacimiento y problemas con la placenta. Las mujeres con enfermedades crónicas como presión arterial alta o diabetes también tienen más probabilidades de tener bebés con bajo peso al nacer.

Dar a luz a un bebé con un peso saludable es importante, por lo que cualquier información que ayude a mujeres y médicos a reducir el riesgo de un nacimiento prematuro o menor crecimiento es valiosa. Pero aunque el estudio chino aún no esté comprobado, es la prueba de que no hay nada de malo en dormir un poco más cuando estás embarazada y cansada.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin