Actualidad

¿De verdad hay mujeres que nunca entran en trabajo de parto?

Después de las 42 semanas es preocupante

A muchas nos ha pasado. Estás al final de tu embarazo y sumamente incómoda. No puedes dormir, no puedes comer más de dos bocados a la vez y necesitas ayuda para pararte, sentarte y caminar. Parece que este bebé nunca llegará y quedarás embarazada para siempre. Pero, eso no es posible. ¿O sí? ¿Es verdad que algunas mujeres nunca empiezan trabajo de parto?

“Sí”, dice la doctora Lakeisha Richardson, ginecóloga. “Es absolutamente posible nunca entrar en trabajo de parto”. Algunas mujeres tendrán una ruptura espontánea de membranas sin trabajo de parto activo y deben ser inducidas, explica. Otras mujeres son inducidas porque alcanzan una edad gestacional en la que es demasiado riesgoso continuar el embarazo. “Si una mujer no ha entrado en trabajo de parto por 41 o 42 semanas”, dice Richardson, “la mayoría de los médicos optarán por inducirlos a prevenir el riesgo de muerte fetal. Si se les da más tiempo, por supuesto, pueden entrar en trabajo de parto espontáneo, pero hay una mayor posibilidad de tener un mal resultado”.

Las fechas de vencimiento son solo una estimación: no hay una manera real de saber cuándo llegará realmente tu pequeño. Según Fit Pregnancy, la mayoría de las madres primerizas dan a luz a un promedio de poco más de 41 semanas de embarazo. Las madres que han tenido un parto anterior tienden a dar a luz alrededor de 40 semanas. Y, como señaló la revista, alrededor del 10% de las mujeres permanecen embarazadas durante más de 42 semanas. Surge el problema, mencionó Fit Pregnancy, cuando las mujeres esperan entrar en trabajo de parto en una fecha determinada, y luego sienten que sus cuerpos han fallado cuando no sucede de esa manera.

Según un estudio en el Journal of Perinatal Education, se dice que alrededor del 50% de las mujeres encuestadas les indujeron el trabajo de parto. Gran parte de esto, señaló el estudio, se debe a que las mujeres no están adecuadamente informadas sobre qué es exactamente lo que necesita tener lugar en sus cuerpos para que comience el parto. Es mucho más fácil decir “no” a la inducción si la madre sabe qué está ocurriendo exactamente en su cuerpo en las últimas semanas del embarazo.

Sin embargo, como se menciona en el estudio, hay casos en que la naturaleza no sigue completamente su curso y la inducción es mucho más segura para la madre y el bebé que esperar.

La llegada de un bebé es algo que debe juzgarse caso por caso. No hay un solo método o tiempo de parto que funcione para cada cuerpo, cada madre y cada bebé. Según lo observado por The Guardian, existen riesgos tanto en la inducción como en los embarazos prolongados, pero dado que cada nacimiento varía, no hay una forma real de determinar qué se verá afectado por los riesgos o no. Y, debido a que pocas mujeres renuncian a las inducciones para llevar más allá de las 42 semanas, hay muy poca investigación actual sobre los efectos de los embarazos prolongados.

Como se mencionó anteriormente, las fechas de vencimiento son solo estimaciones. La duración del embarazo varía de mujer a mujer. Cuando se trata de eso, tú y tu médico deben tomar una decisión que funcione para tu embarazo. Es probable que tu cuerpo sepa exactamente lo que está haciendo, y salvo que surjan verdaderas emergencias, las cosas se pondrán en marcha a su debido tiempo. Así que no te desesperes tanto.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin