Actualidad

¿Cuántas mamilas se deben comprar cuando tienes un bebé?

¿Estarás bien con una, dos o tres?

Desde el momento en que descubres que estás embarazada, hay una puerta secreta que se abre a un mundo de artículos para bebés aún no descubierto. ¿Quién sabía que había miles de opciones de pañales y un millón de diferentes mantas, portabebés y almohadillas de lactancia entre los que elegir? Por eso no es sorprendente que muchas futuras mamás tengan curiosidad sobre cuántas mamilas necesitas para tener un bebé.

De acuerdo con Baby Center, la cantidad de biberones que necesitarás “puede oscilar entre cuatro y 12, dependiendo de si en primer lugar alimentará con biberón o amamantará”. El sitio web recomienda comenzar con botellas de 120 ml onzas y pasar a botellas de 250 ml cuando tu pequeño cumpla aproximadamente 4 meses, o “cuando el creciente apetito de su bebé haga que las botellas más grandes sean más prácticas”.

Si alimentas con fórmula, entonces la cantidad de biberones que necesitas variará dependiendo de dos factores principales, de acuerdo con Trimester Talk. En primer lugar, deberás considerar la frecuencia con que planeas lavar y esterilizar las botellas. En segundo lugar, la cantidad de botellas que tengas a mano también podría verse afectada por la decisión de si preparas o no los biberones por adelantado o simplemente los preparas antes de alimentar a tu bebé, señaló el sitio web.

Incluso si estás amamantando, es probable que desees tener algunas mamilas a mano en caso de que salgas sin tu bebé o regreses al trabajo y dependas de un cuidador para alimentarlo. Solo ten cuidado con cómo y cuándo introduces la botella, señaló Parents. “Es importante que el bebé aprenda a amamantar antes de ofrecerle un biberón. Este proceso a menudo lleva de cuatro a seis semanas”, dijo a la revista Gina Ciagne, consejera certificada de lactancia y directora de relaciones profesionales de Lansinoh Laboratories. Cuando a los bebés se les dan mamilas más temprano, a veces pueden desarrollar una preferencia por éstas, lo que puede llevar a un rechazo del pecho.

Cuando se trata de elegir una botella, sin duda hay una serie de opciones en el mercado, lo que puede dificultarte elegir la correcta para tu bebé. Según BabyGearLab, hay cuatro tipos principales de mamilas: plástico, vidrio, acero inoxidable y silicona. Cada opción, por supuesto, viene con su propio conjunto de pros y contras. Por ejemplo, las botellas de plástico son livianas y económicas, pero vienen con preocupaciones relacionadas con productos químicos en el plástico. Por otro lado, las de vidrio son más pesadas y se rompen más fácilmente, pero también “a menudo son más fáciles de limpiar y tienen una vida útil más larga y son eco-saludables”, señaló el sitio web.

Una vez que elijas una botella que funcione para tu pequeño, querrás seleccionar un estilo de pezonera o tetina. La principal diferencia entre estos estilos es la forma. Algunos son estrechos, mientras que otros imitan un pecho real, según BabyGearLab.

Todo se reduce a la preferencia de tu bebé, así como lo que funcione para ti. Como todas las cosas en esta vida de crianza, haz lo que funcione para ti. Las opciones para biberones y otros artículos para bebés son interminables, pero lo correcto para una persona puede ser exactamente lo incorrecto para ti.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin