Actualidad

Baños de sales de epsom: lo mejor para la hinchazón en el embarazo

Es un método de lo más seguro

Durante mucho tiempo, no había mucha información científica disponible sobre por qué las sales de Epsom parecen ayudar a aliviar la hinchazón y el dolor en los pies durante el embarazo, aparte de la observación anecdótica. Sin embargo, debido a que muchas pacientes lograron cierto alivio, los médicos como los de la Clínica Cleveland comenzaron a recetarlas como parte habitual de la terapia. La doctora y cirujana podiátrica Georgeanne Botek, de la Clínica Cleveland escribió en su blog que “cuando se trata de hinchazón y superar el día. No hay nada que sea necesariamente curativo”, pero las sales de epsom ayudan.

Ahora, gracias a investigaciones recientes, sabemos que es posible que el magnesio en la sal ingrese al sistema a través de una administración transdérmica en el baño.

¿Cómo la sal de Epsom reduce la hinchazón y el dolor a través de esta aplicación transdérmica? Transdérmica es un término farmacéutico que significa “transferido a través de la dermis” o piel, como tu parche anticonceptivo o de nicotina. Se absorbe en las glándulas sudoríparas, los poros de la piel o los diminutos folículos pilosos y te trata. En el caso de la nicotina y el anticonceptivo, está diseñado para liberar una cantidad controlada de medicamentos en tu sistema durante un período prolongado de tiempo, señaló National Biotechnology. Cuando se trata de las sales de Epsom, la loción de calamina y la crema para las arrugas, se centra principalmente en el tejido afectado.

Las sales de Epsom son ricas en magnesio, que está científicamente probado que es una herramienta de balanceo en el arsenal anti-hinchazón. Carolyn Dean, experta en magnesio y miembro de la Junta Asesora Médica de la Asociación de Magnesio Nutricional sin fines de lucro, dijo a PR Newswire que “a nivel celular, el magnesio reduce la inflamación. En el modelo animal utilizado, la deficiencia de magnesio se crea cuando se produce una afección inflamatoria. El aumento de la ingesta de magnesio disminuye la inflamación”.

La razón por la cual se cree que funciona tan bien y tan rápidamente en el baño es porque supuestamente el agua salada actúa como un transportador de magnesio hacia el tejido, lo que reduce la hinchazón, señaló Nutrients.

El diario señaló que el magnesio es útil para todo, desde la salud cardíaca y muscular hasta los síntomas premenstruales. Si pudiéramos frotarlo en lugar de ingerirlo, sería menos probable que terminemos con el mayor efecto secundario del magnesio oral: la diarrea.

El hecho es que, mientras la ciencia aún se está poniendo al día, no hay nada malo en tomar un baño de sal de Epsom. E incluso si se trata del efecto placebo, es una experiencia relajada, y solo eso vale la pena. Solo una nota de precaución: aunque estudios muy recientes sugieren que los baños calientes podrían ser seguros durante el embarazo, esta práctica no siempre fue aceptada. Hable con su gineco-obstetra antes de comenzar una terapia de baño para ver qué temperatura recomiendan.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin