Actualidad

Incluir yogur en la dieta de tu bebé puede ayudarlo contra las alergias

¡No lo dejes fuera de su alimentación!

Los padres de niños que sufren de alergias severas son muy conscientes de cómo estas condiciones de salud afectan sus vidas. Desde qué alimentos están permitidos en casa, hasta siempre tener medicamentos de emergencia a mano; tener un niño con alergias alimentarias severas abarca la mayoría de la vida de la familia. Aunque se ha determinado que el riesgo de alergias de un niño tiene un componente genético, muchos estudios han sugerido que la introducción temprana de alérgenos, junto con otras elecciones de estilo de vida, previene alergias más adelante en la vida y alimentar a los bebés con yogur podría reducir el riesgo de alergias, según un nuevo estudio.

Los resultados de un estudio realizado en Nueva Zelanda revelaron que los bebés alimentados regularmente con yogur tenían tasas significativamente más bajas de alergias y eccemas, informó Health Central. Un total de 390 madres en Auckland y Wellington participaron en este estudio, financiado por el Health Research Council y publicado en la revista Clinical and Experimental Allergy a finales de marzo. Los investigadores, de la Universidad de Auckland y la Universidad de Otago, Wellington, monitorearon a los bebés para detectar signos de eczema.

Los bebés en el estudio también recibieron pruebas cutáneas para alergias cuando alcanzaron la edad de 1. “Encontramos hasta un 70% de reducción en eccema y alergia en el primer año de vida para los consumidores diarios”, dijo el investigador principal, el Dr. Julian Crane. “Cuanto más se administra el yogur, mayor es el efecto”.

Actualmente, el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones recomiendan el yogur sin grasa, para bebés a partir de los 6 meses de edad, según el Healthy Work Workforce Project. Los investigadores dijeron que estos hallazgos deberían ayudar a promover la práctica aún más, especialmente para los padres que podrían estar preocupados por el elevado riesgo de alergias y/o eczema de sus hijos. “El consumo regular de yogur brindaba una mayor protección, pero lo que aún no sabemos es qué tipo es mejor o cuánto es protector”, anotó Crane en un comunicado de prensa.

“Lo que hemos encontrado es una “asociación”, es decir, los bebés alimentados con yogur tenían menos eczema y tenían menos probabilidades de ser alérgicos”.

Este no es el primer estudio en explorar el vínculo entre probióticos (que se encuentran en el yogur) y el eczema, según el Centro Nacional de Información Biotecnológica. De hecho, para los niños con un mayor riesgo genético de desarrollar eczema, como los antecedentes familiares, por ejemplo, los estudios han encontrado evidencia de que los suplementos dietéticos probióticos pueden ayudar a prevenir que desarrollen la condición de picazón en la piel.

Las pautas que rodean las alergias alimentarias han cambiado en los últimos años. Las de AAP para la introducción de maní en bebés, por ejemplo, experimentaron un cambio de actitud el año pasado. En lugar de evitar los cacahuates durante el primer año, se recomienda a los padres que practiquen la introducción temprana, que varía levemente según el niño.

¿En cuanto a alimentar a los bebés con yogur para reducir el riesgo de alergias? Este estudio reciente parece prometedor. Y si algo tan simple como darle yogur a tus bebés hace una diferencia, vale la pena realizar la prueba.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin