Actualidad

Formas de prevenir los molestos y comunes calambres en el embarazo

¡Para que no te pasen!

El embarazo, es raro.  Claro, te trae alegría y esperanza, pero también cuenta con una creciente lista de dolores que cada día son más difíciles de manejar. Si solo esperabas un problema de embarazo corriente como dolor de espalda y pies hinchados, sorpresa, puedes agregarle calambres molestos y dolorosos a la mezcla. Y si ya estás sufriendo de ellos, te decimos cómo aliviarlos.

Es importante entender por qué tienes calambres en las piernas en primer lugar. La Dra. Mary O’Toole, OB-GYN en MemorialCare Saddleback Center dice que a veces tu bebé y útero en crecimiento pueden ejercer presión sobre tus nervios y músculos, lo que podría causar dolor en tus piernas. La presión de tu bebé también puede afectar la circulación de la sangre en tus piernas, señaló Today’s Parent y cosas como la fatiga, la deshidratación y las deficiencias minerales también pueden contribuir a los calambres en las piernas durante el embarazo.

Afortunadamente, el embarazo no dura siempre y pronto los dolores asociados con él deberían disminuir. Hasta entonces, hay algunas cosas que puedes intentar para ayudar a aliviar y prevenir esos espantosos calambres en las piernas. Pero antes de usar cualquier tipo de remedio o tratamiento por tu cuenta, es crucial consultar primero con su médico. Dependiendo de tu condición y situación específica, tu médico puede recomendarte el mejor tratamiento.

1 Estar hidratada: La American Pregnancy Association (APA) señaló que casi la mitad de las embarazadas sufren de calambres musculares, y la mayoría de esos espasmos ocurren en las pantorrillas y en la noche. Un factor que podría causarlo, es la deshidratación, por lo que es importante que bebas muchos líquidos o agua para mantener una buena hidratación.

2 Hacer ejercicio y estiramientos: Esto puede ser lo último en tu mente, pero en realidad puede ayudar a aliviar y prevenir los calambres en las piernas. O’Toole sugirió que para eliminar el dolor y la incomodidad, las embarazadas sanas deberían realizar ejercicio regular.

Mantenerte activa, ya sea con caminatas cortas o ejercicios cardiovasculares ligeros, puede mantener el flujo sanguíneo y la salud de tus músculos. El Dr. Yen Tran, ginecólogo obstetra de MemorialCare Medical Group dice que incluso puedes intentar bailar suave y lentamente para hacer ejercicio porque puede ayudar con las articulaciones rígidas y al mismo tiempo permitir que circule.

Si de repente sufres un doloroso espasmo muscular en la pierna, lo mejor que puedes hacer es estirarte, explicó Today’s Parent. En lugar de apuntar con los dedos de los pies hacia abajo (lo que puede empeorar los calambres), el artículo sugiere empujar el talón hacia abajo en el piso mientras apuntas los dedos hacia arriba para estirar los músculos de la pantorrilla. Si te sientes desequilibrada, asegúrate de encontrar algo o alguien a quien agarrarte como apoyo.

3 Masaje con hielo o calor
Si estás en medio de un calambre en la pierna, la APA sugirió primero masajear el músculo abarrotado y su área circundante, luego aplicar una almohadilla térmica o compresa de hielo para ayudar a aliviar el dolor mejor. Puede que no te sea fácil hacerlo, especialmente si tu estómago está en el camino, así que pregúntale a su pareja o a un miembro de tu familia si pueden.

4 Toma tus vitaminas prenatales
La falta de minerales podría causar calambres en el músculo de la pierna, por lo que debes asegurarte de que tus vitaminas sean adecuadas. La APA explicó que si careces de potasio, calcio o magnesio, puedes experimentar calambres musculares leves, así que asegúrate de tomar una vitamina prenatal que contenga esos minerales esenciales diario.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin