Actualidad

¿Es obligatorio para ti amamantar en el hospital después del parto?

A veces parece que sí

Hay una tendencia reciente en los hospitales que empujan hacia prácticas más amigables para los bebés y una menor intervención médica en general. Ahora recurren a métodos más naturales de trabajo de parto y cuidado posparto a medida que el conocimiento y la investigación en torno a la atención de la maternidad y salud de la mujer continúan cambiando y avanzando. Sin embargo, esto deja muchas preguntas para alguien a punto de dar a luz como: ¿Tienes que amamantar en el hospital o la fórmula sigue siendo una opción?

De acuerdo con Slate, los hospitales “amigos de los bebés” han resurgido. “Amigo de los niños” es una certificación específica otorgada a los hospitales que cumplen con una rúbrica desarrollada por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud para promover la lactancia materna. Para lograr esto, los hospitales deben practicar el alojamiento conjunto (sin traer bebés a la sala de recién nacidos), dar a los bebés nada más que leche materna a menos que esté médicamente indicado, y no chupones. Por lo tanto, si das a luz en un hospital que se indica como “amigable para los bebés”, es probable que te alienten a amamantar.

La respuesta a la presión de los hospitales “amigos de los niños” ha sido mixta. Aunque muchas mamás adoran las prácticas “amigables para los bebés”, otras se sienten presionadas a hacer cosas que no necesariamente quieren hacer.

Cada hospital es diferente, pero con el fomento de la lactancia materna y las nuevas iniciativas favorables al bebé, la lactancia juega un papel más central en los primeros días posparto, dice el Dr. Idries J. Abdur-Rahman, MD: “El enfoque general ahora, es alentar firmemente la lactancia materna al enumerar los muchos beneficios para la madre y el bebé, sin dejar de respetar la decisión individual de las mujeres de amamantar en el hospital o no hacerlo”.

Para aquellas mamás que optan por amamantar en el hospital, estas prácticas están diseñadas para estimular una fuerte relación con la lactancia materna y hacer la transición lo más fácil posible tanto para la madre como para el bebé, señala Abdur-Rahman. Esto incluye alentar el contacto piel a piel lo antes posible después del parto, alentar al bebé a que se prenda pronto (tanto para partos vaginales como para cesáreas) y tener un asesor de lactancia certificado en el hospital.

“En general, las cosas definitivamente son más favorables a la lactancia materna que en el pasado”, dice Abdur-Rahman, “El valor predeterminado era darles a todos los bebés una botella a menos que mamá lo solicitara específicamente, pero eso ahora ha cambiado a solo dar biberones al bebé si la madre lo solicita o si hay una indicación médica para la fórmula”.

Dicho esto, los hospitales no deberían exigir que la madre amamante a sus bebés antes de ofrecerle un biberón. Por una multitud de razones médicas, físicas y culturales, algunas mujeres simplemente no quieren o no pueden amamantar y esa es su decisión.

Las mujeres tienen que hablar y ser sus propias defensoras, dice Abdur-Rahman. “Deben sentirse cómodas compartiendo lo que quieren y lo que no, así como hacer preguntas sobre aquellas cosas de las que no están seguras”. ¿Su único consejo? Siéntete lo suficientemente cómoda con tu doctor para hablar sobre cualquier tema, incluidos tus deseos para con tu hijo, el trabajo de parto, parto y lactancia. Si no está cómoda, considera ver a otra persona. Eres lo más importante.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin