Actualidad

¿El uso de toallitas húmedas causa más alergias alimentarias a bebés?

Eso arrojó un nuevo estudio

Las alergias a los alimentos son un gran problema para los niños. Pueden ser desde una ligera molestia tanto para padres como hijos, hasta ser potencialmente mortales, dependiendo de su gravedad. Por lo tanto, podría ser un poco preocupante que las alergias alimentarias estén relacionadas con las toallitas húmedas como en un nuevo estudio, pero los padres no necesitan enloquecer demasiado todavía.

Investigadores de la Universidad de Northwestern descubrieron recientemente que parece haber un vínculo entre el daño a la piel y la intolerancia a algunos alimentos, según The Telegraph. El estudio explicó que la capa superior de la piel está formada por lípidos que pueden ser “alterados” por el jabón o productos químicos enjabulados en las toallitas húmedas para bebés, y si un bebé ya tiene una predisposición a “absorber la piel alterada”, entra en contacto con estos productos químicos pueden aumentar el riesgo de exposición a alérgenos alimentarios. ¿Suena un poco confuso? Lo es, pero la esencia básica de los hallazgos parece ser que la genética, más las toallitas, más la exposición a la alergia alimentaria equivale a un mayor riesgo de intolerancia a alimentos.

Básicamente, el estudio no dice que las toallitas para bebés son totalmente malvadas y conducen a un riesgo definitivamente mayor de alergias alimentarias. Pero sugiere que algunos bebés pueden ser más susceptibles a desarrollar alergias a los alimentos, y que cuando los padres usan toallitas y no lavan bien la piel de su bebé después, no están ayudando.

Las toallitas para bebés pueden romper la capa protectora natural de la piel de un bebé y hacerlo más sensible a sustancias químicas inusuales, informó The Independent. Y cuando los bebés se enfrentan al contacto reiterado de la piel con alérgenos en un lugar donde los jabones de las toallitas ya eliminaron los aceites naturales de su piel, pueden volverse vulnerables a la absorción de sustancias químicas que causan alergias.

Es importante notar que para este estudio en particular, los investigadores probaron su teoría usando ratones neonatales con mutaciones genéticas que también ocurren en humanos, pero no probaron en humanos. La autora principal del estudio, Joan Cook-Mills, profesora de alergia e inmunología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, utilizó un ratón neonatal con mutaciones en la barrera cutánea y expuso su piel a alérgenos alimentarios como el maní, y descubrió que los cacahuates solos no parecían tener un impacto.

Pero después de que los ratones neonatales con mutaciones cutáneas recibieron de tres a cuatro exposiciones cutáneas de alimentos y polvos alérgenos durante un período de dos semanas durante 40 minutos, se les administró huevo o maní por vía oral y los ratones desarrollaron “reacciones alérgicas en el sitio de exposición de la piel”, reacciones alérgicas en el intestino y la reacción alimentaria alérgica grave, que se mide por la disminución de la temperatura corporal”.

Pero Cook-Mills aconsejó a los padres sobre cómo combatir el problema:

“Reduzca la exposición de la piel del bebé a los alérgenos alimentarios lavándose las manos antes de manipularlo. Limite el uso de toallitas para bebés que dejan jabón sobre la piel. Enjuague el jabón con agua como solíamos hacer hace años”.

En resumen, no son sólo toallitas húmedas para bebés las que causaron alergias a los alimentos en este estudio, y hay muchos factores involucrados. Se trata más de una combinación de “factores ambientales y genéticos que coexisten” para desencadenar las alergias, informó Science Daily.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin