Actualidad

¿Cuáles son las consecuencias de tener cesáreas repetidas siempre?

Hay mujeres que no logran partos naturales

El parto no es fácil, sin importar cómo llegue tu hijo al mundo. Para muchas mujeres, eso significa una cesárea. Parece bastante común saber de mujeres que tuvieron dos, tres o más hijos, todos por cesárea y aparentemente sin mayores complicaciones. ¿Pero son seguras las cesáreas repetidas?

Hay riesgos asociados con cada nacimiento y las cesáreas no son diferentes. Estos riesgos continúan aumentando con la cantidad de hijos que nacen, pero el grado en que aumenta el riesgo no es tan significativo como se podría pensar. Según la Clínica Mayo, aunque “cada cesárea repetida generalmente es más complicada que la anterior”, incluso si planeas probar un PVDC (parto vaginal después de una cesárea), puedes terminar teniendo otra cesárea.

Algunas formas en que una cesárea afecta tu cuerpo son excesos de tejido cicatrizado, lesión de la vejiga o el intestino, y un sangrado abundante que puede empeorar con cada cirugía progresiva. La mayoría de los riesgos asociados con las cesáreas repetidas son principalmente preocupaciones con respecto a la cirugía en sí misma, y ​​no el daño a largo plazo que tu cuerpo sufre.

La Clínica Mayo señala que los posibles efectos a largo plazo de las cesáreas repetidas son tan grandes que no se recomienda que una persona tenga más de tres cesáreas en su vida. La principal causa de preocupación es el tejido cicatricial que éstas dejan. Ya sea el corte normal del bikini o un corte transversal (arriba y abajo), hay capas y capas de tejido cicatricial que se desarrollan después de la cirugía y cada subsecuente cesárea complica ese problema.

Según los informes de casos clínicos, esta cicatrización puede conducir a algo llamado dehiscencia de la cicatriz uterina. Eso es cuando una cicatriz se vuelve delgada y comienza a romperse. Desafortunadamente, debido a que está en la pared del útero, puede ocasionar complicaciones graves y poco frecuentes, como infertilidad e incluso la muerte. Según Útero y Ovario, “la dehiscencia de la cicatriz por cesárea puede presentarse de múltiples maneras. La presentación puede ser silenciosa en muchas, pero puede causar síntomas como dismenorrea, hemorragia intermenstrual, sangrado genital irregular, dolor pélvico crónico e infertilidad secundaria”.

En una entrevista con The Scientific Parent, el Dr. Jean-Giles Tchabo, gineco-obstetra en Washington DC, dijo que “…cuando tienes cesáreas repetidas, el tejido cicatricial puede debilitarse y volverse muy delgado, lo que puede causar complicaciones muy serias, como la ruptura uterina y la placenta acrecida: que pueden llevar a la muerte de la madre, el bebé o ambos”.

Por otro lado, los investigadores también notaron que cesáreas repetidas disminuyen bastante el riesgo de prolapso uterino e incontinencia urinaria en comparación con los partos vaginales. En cuanto a la estética de tu cuerpo, hay algunos cambios. Debido a que atraviesan los músculos, tu tono muscular podría no ser exactamente el mismo que antes de dar a luz, según Shape.

También la doctora Jen Gunter escribió en su sitio web: “Las dos causas principales de dolor posterior a la cesárea son el dolor de nervios y el dolor muscular. El dolor muscular es la causa más común de dolor crónico en general. Puede ocurrir de forma espontánea; también desencadenarse por un trauma (como cirugía o parto). Incluye los cambios hormonales del embarazo y el parto, así como la falta de sueño y estrés del cuidado de un recién nacido”.

Recuerda que todo nacimiento conlleva riesgos. El parto daña tu cuerpo, pero hable con tu doctor, evalúa tus opciones y haz lo mejor para tu bebé y tú.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin