Actualidad

Sólidos para bebés: porqué te conviene esperar 6 meses para dárselos

Tiene que ver con su pancita

La mayoría de los pediatras y especialistas te lo dirán: la introducción prematura de sólidos a tu bebé, puede afectarlo más adelante en la vida. Pero, ¿cómo y por qué?

“Para bebés amamantados, recomendamos esperar hasta 6 meses antes de introducir sólidos”, dice el Dr. S. Daniel Ganjian, pediatra del Providence Saint John’s Health Center: “Para bebés alimentados con fórmula, presentamos sólidos a los 5 Meses de edad. La razón por la que esperamos un mes más para los niños alimentados con leche materna es que la leche materna es tan nutritiva que queremos que el niño obtenga tantas vitaminas y anticuerpos de ésta como sea posible”.

La doctora Gina Posner, pediatra del MemorialCare Orange Coast Medical Center, está de acuerdo, y agregó que parte del motivo del tiempo de espera es que los bebés todavía tienen un reflejo de empuje lingual que les obliga a expulsar la comida de su boca. “También pueden aspirar con la comida. Introducirlo demasiado pronto también puede llevar a un mayor riesgo de obesidad. También puede alterar su barriga, ya que todavía no está lista para la comida”.

Además de los riesgos peligrosos que implica alimentar a un bebé demasiado pronto, Steve Scheetz, autor de La próxima comida casera para bebés: desarrollo de comedores más inteligentes, saludables y no difíciles, dice que los efectos a largo plazo son igual de problemáticos .

“Antes de los 4 meses de edad, el intestino de un bebé aún no ha madurado lo suficiente como para tener las enzimas y bacterias adecuadas para descomponer los alimentos adecuadamente, lo que puede hacer que no absorban los nutrientes necesarios. Esto puede llevar a depósitos de grasa e inflamación intestinal. Lo cual significa que alimentar a su bebé con alimentos sólidos demasiado pronto puede provocar obesidad y diabetes tipo 2 más adelante en la vida”.

Ganjian señala que también es importante esperar para dar miel a los niños -no antes de 1 año- por el riesgo de botulismo, y también evitar la leche de vaca antes de la edad de 1 porque los riñones de un bebé no pueden procesarla correctamente.

“Solíamos decir que evitamos dar alimentos altamente alérgicos como nueces y productos del mar hasta que el niño fuera mayor, pero las últimas investigaciones han demostrado que la introducción temprana de tales alimentos puede disminuir las probabilidades de desarrollar alergias más adelante en la vida. La única excepción es si alguien de la familia inmediata tiene una anafilaxia severa a esos alimentos”, aclara Ganjian.

El orden de introducción a los alimentos es primero cereales para bebés, luego verduras, luego puré de carne y, por último, frutas. “La razón es que a algunos niños les gusta el sabor dulce de las frutas y se niegan a probar algo nuevo que no sea tan dulce. Si se introducen las frutas por última vez, es menos probable que su hijo desarrolle esta adicción al azúcar”.

Molly Mills, enfermera registrada y Consultora de Lactancia Certificada por la Junta Internacional (IBCLC) dice que también es importante tener en cuenta que los primeros meses de sólidos iniciales deben ser sobre los sabores y texturas, no la cantidad. “Perdemos el conocimiento de esto cuando tenemos frascos o paquetes para terminar, o si comemos con cuchara a nuestro ritmo más que al ritmo del bebé. Aquí solemos anular involuntariamente las señales naturales de los bebés sobre el hambre y la saciedad, lo que puede afectarlos más adelante en la vida”.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin