Actualidad

¿Qué te dice el color de la pipí de tu bebé?

Para que revieses bien esos pañales

Cuando te familiarizas con tu pequeño, una de las cosas en las que te vuelves experta es en todas las formas de su popó. Ya sea explosiva, maloliente, amarilla, o todo lo anterior, no siempre es fácil precisar qué está sucediendo con los hábitos de baño de tu bebé. Pero, ¿qué hay de su orina? ¿Hay reglas sobre frecuencia y color? Si te estás preguntando, entonces esto es lo que el color de la pipí de tu bebé puede contarte, según los expertos.

“La orina generalmente es amarilla”, dice la Dra. Danelle Fisher, miembro de la Academia Estadounidense de Pediatría (FAAP) y presidenta de pediatría del Centro de Salud Providence Saint John en Santa Monica. “Los colores preocupantes de la orina incluyen marrón o rojo, lo que podría indicar sangre en la orina”. Fisher señala, sin embargo, que la orina se concentra durante la noche, por lo que los pañales de la primera mañana pueden parecer más intensos que el resto del día, pero eso debería resolverse a medida que el bebé bebe.

La doctora Gina Posner, pediatra del MemorialCare Orange Coast Medical Center, está de acuerdo, y agregó que, aunque la pipí debe ser de un color amarillo claro, “cuanto más concentrada esté, más amarillo oscuro es. Rojo en la orina podría significar sangre, por lo que siempre querrías traer a un bebé para que le analicen la orina si alguna vez parece roja”.

De acuerdo con Verywell Family, algunos cambios en la orina, sin embargo, son normales. Por ejemplo, si estás amamantando, ciertos alimentos, colorantes alimentarios, hierbas y suplementos vitamínicos podrían cambiar el color de tu leche materna y, por lo tanto, convertir la orina de tu recién nacido en verde, rosa o naranja.

En términos de la frecuencia con la que tu bebé debería orinar, New Kids Center señaló que para cuando tu bebé tenga 5 días de edad, debe tener entre seis y ocho pañales mojados. Sin embargo, puede haber una diferencia para los bebés alimentados con fórmula frente a los amamantados: los bebés que toman fórmula generalmente tienen de seis a ocho pañales mojados al día, “pero pueden tener hasta 10 pañales mojados porque la alimentación con biberón les da más líquidos que a los bebés amamantados”, dijo el sitio web.

Los signos de deshidratación en los bebés incluyen pasar más de seis horas sin un pañal mojado, pipí que se ve más oscura y huele más fuerte de lo normal, letargo y sin lágrimas mientras llora, según Baby Center. Los signos graves de deshidratación incluyen ojos hundidos, somnolencia excesiva o irritabilidad y/o fontanelas hundidas (los puntos blandos en la cabeza de tu bebé), señaló el sitio web. Si tu bebé muestra signos de deshidratación severa, debes visitar inmediatamente la sala de emergencias.

La prevención de la deshidratación adquiere especial importancia cuando tu bebé está expuesto a climas cálidos, según What To Expect. En el caso de las altas temperaturas, el sitio web dice que debes evitar por completo el clima cálido y/o asegurarte de vestirlo con ropa ligera y transpirable. Por otro lado, puedes prevenir enfermedades lavándote las manos con frecuencia y manteniéndote al día con visitas y vacunas del bebé sano. Si tu pequeño se enferma, su médico podría recomendar la sustitución de electrolitos con algo como Pedialyte.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin