Actualidad

¿Tienes un bebé muy observador? ¡Quizá trajiste al mundo a un genio!

Esto fue lo que halló una nueva investigación

Según Zero to Three, una organización sin fines de lucro dedicada a promover el desarrollo infantil, los bebés aprenden mucho en su primer año de vida y, sobre todo, al observar el mundo que los rodea. Es por eso que es tan importante interactuar con tu bebé y brindarle muchas oportunidades para explorar con sus sentidos. Según la Dra. Linda Kreger Silverman, directora del Centro de Desarrollo de Dotados, si tu bebé es muy observador, esto podría ser una señal de que está súper dotado y/o tiene un desarrollo avanzado.

Su capacidad aparentemente sencilla de asimilar y aprender las cosas podría significar que se destacará en algunas áreas, pero también que podría necesitar más ayuda tuya para encajar en un mundo que podría no estar preparado para su asombro.

Según Zero to Three, los bebés son capaces de aprender a un ritmo exponencial explorando el mundo que ven, huelen, prueban, oyen y sienten a su alrededor. Cuando lo piensas, es bastante sorprendente que un bebé pueda pasar de llorar para llamar tu atención y decir “mamá” y pedir “leche” por nombre en menos de un año.

El mismo sitio agrega que los bebés pueden tener diferentes intereses, gustos, aversiones y temperamentos, lo que honestamente no es novedad para quienes hemos pasado una cantidad significativa de tiempo con más de un bebé. Esto significa que algunos bebés parecen mirar fijamente al mundo, asimilando todo, mientras que otros parecen necesitar la interacción constante de alguien para ser feliz. Según la Extensión de la Universidad de Michigan, los niños aprenden principalmente a través de la observación.

Entonces, ¿qué significa si tu bebé parece particularmente observador? De acuerdo con el psicólogo educativo David Palmer, Ph.D., ser muy observador es un rasgo comúnmente visto en niños dotados. Si bien la mayoría de los niños disfrutarán del mundo que los rodea, los niños superdotados son los únicos que pueden hacerlo. Como Palmer escribe para Psychology Today, “Sus cerebros parecen ser esponjas mentales, que absorben sin esfuerzo e incorporan nueva información e ideas”.

Según la Dra. Linda Kreger Silverman, psicóloga y directora del Centro de Desarrollo de Dotados, ser talentoso no significa necesariamente que tu bebé tocará el piano antes de que pueda caminar, o que solucione la crisis energética mundial cuando lleguen a preescolar. Más bien, simplemente significa que se desarrolla a un ritmo avanzado en áreas específicas y comparado con otros niños.

La buena noticia, de acuerdo con Silverman, es que si puedes identificar y fomentar esta curiosidad natural y la capacidad de aprender temprano, es posible que puedas ayudar a tu niño superdotado a sobresalir en todas las áreas de su vida y a medida que continúa desarrollándose. Como resultado, le ayudarás a encontrar su lugar en el mundo, algo que puede ser muy difícil para los niños superdotados, que son más avanzados que otros niños de su edad y, a su vez, destacan.

Según un estudio publicado en la revista Scientific Reports, ser observador podría ser un rasgo con el que naces. El equipo de investigación encontró que los bebés recién nacidos que pudieron enfocarse en los objetos durante más tiempo en sus primeros días de vida, tenían menos probabilidades de tener condiciones conductuales como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) más tarde en la infancia. Si bien este estudio solo incluyó 80 bebés, proporciona evidencia de que estas condiciones están presentes desde el nacimiento.

Puede pasar un año o dos antes de que descubras si la gran capacidad del bebé para concentrarse y observar significa algo en absoluto, pero aún así, puedes estimular su observación constante mientras crece.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin