Actualidad

Tener un parto lento o largo, no es malo para los bebés y las mamás

Un nuevo estudio acaba de descubrirlo

Durante aproximadamente 60 años, los médicos han estado siguiendo “La curva de Friedman” para controlar la progresión del parto, un conjunto de reglas y etapas para el parto que incluye la regla de “un centímetro por hora” para la dilatación. Sin embargo, un estudio reciente encontró que la dilatación progresa mucho más lentamente y, sí, el parto puede durar mucho tiempo para algunas mujeres. Pero quizás lo más importante es que los investigadores también descubrieron que el trabajo de parto lento no es necesariamente poco saludable.

La curva de Friedman todavía se usa comúnmente en los hospitales y se enseña en las escuelas de medicina, según HuffPost. A pesar de la aceptación de sus conceptos, parece que Ole ‘Emanuel Friedman (su creador) podría haber estado un poco apagado en lo que respecta a la duración del parto. Un estudio reciente, publicado en PLOS Medicine, encontró que el trabajo de parto saludable progresa distinto de mujer a mujer y la dilatación es en realidad un proceso bastante lento.

El investigador principal del estudio, Olufemi Oladapo, un oficial médico de la Organización Mundial de la Salud, y su equipo analizaron los nacimientos de 5.550 mujeres de 13 hospitales en Nigeria y Uganda, todas las cuales tuvieron embarazos normales de bajo riesgo y tuvieron partos naturales, de acuerdo con Scary Mommy.

Cuando los investigadores examinaron la progresión de la dilatación de las madres, descubrieron que solía tomar más de una hora para la dilatación de 1 cm. De hecho, la dilatación fue “lenta” para ellas, hasta que alcanzaron una dilatación de alrededor de 5 centímetros; en ese punto, se dilataron más rápidamente. Los tiempos de trabajo en general fueron variados; algunas madres primerizas dilataron a 5 centímetros en varias horas, pero otras tomaron mucho más tiempo. Oladapo le explicó a HuffPost que esto es completamente natural:

“La progresión de la dilatación cervical durante el trabajo de parto activo no es lineal. La tasa de progresión varía de una mujer a otra y las mujeres tienden a entrar en su fase de aceleración del trabajo natural en diferentes momentos”.

El parto progresivo “demasiado lento” a menudo se usa como justificación para la intervención durante el parto, lo que a veces lleva a cesáreas innecesarias, según Scary Mommy. El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) informó que uno de cada tres nacimientos resulta en una cesárea en la actualidad, una cifra que ha estado aumentando en los últimos 15 años. Lo que es más, el “trabajo lento” se menciona como la principal razón para que las mamás primerizas reciban cesáreas, según el ACOG.

Tan importantes como son las cesáreas cuando es necesario, vienen con una lista de riesgos y complicaciones que quizás no valen la pena solo porque tu cuerpo no se adhiere a la curva de Friedman y está tomando las cosas un poco más despacio. Hay varios otros factores, como los signos vitales saludables para la madre y el bebé y la cabeza del bebé que desciende, que indican que la intervención es innecesaria, explicó Olapado a HuffPost.

Basados en este descubrimiento ACOG recomienda que las mujeres no tengan control fetal continuo en un parto lento, a menos que sea necesario, deben ser libres para pujar en la posición que elijan y no deben romperles la fuente artificialmente si la labor de parto progresa normalmente. También hay recomendaciones que incluyen profesionales de apoyo emocional, como entrenadores laborales y doulas, epidurales e inmersión en agua. Así que la ciencia lo comprueba: un parto lento no necesariamente es un parto malo.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin