Actualidad

Sangrado posparto aunque tuviste cesárea. ¿Sí te puede pasar?

Es lo más natural del mundo

Las primeras semanas después de dar a luz a tu bebé son un torbellino. Está el hecho de finalmente vivir con un nuevo y adorable humano y tratar de aprender sus gustos y aversiones, sus horarios y su personalidad. Pero también está tu propio período de aprendizaje. Las cosas van a ser un poco diferentes para tu cuerpo y mentalidad después del parto. Y ya sea que des a luz a tu bebé por vía vaginal o por cesárea, tendrás que hacer algo de curación. ¿Pero qué pasa con el sangrado posparto… incluso si tuviste una cesárea?

La Dra. Adrienne Zertuche, gineco-obstetra en una división de especialistas de la salud de las mujeres de Atlanta, dice que todas las mujeres sangran posparto, sin tener en cuenta si tuvieron una cesárea o no (es una parte natural de la transición post-parto). ¿Pero por qué? Tiene que ver con tu placenta, según Zertuche. Se adhiere al útero con el fin de capturar tu oxígeno y nutrientes del torrente sanguíneo y pasarlo a tu bebé a través del cordón umbilical. Después de que nace el bebé, la placenta se separa y se retira del útero.

“Sin embargo, el sitio de esa placenta tuvo una excelente fuente de la sangre durante el embarazo, por lo tanto, se necesita un poco de tiempo para que se detenga la alimentación del bebé y volver a un estado anterior al embarazo. Mientras, se continúa sangrando ligeramente y verter el tejido llamado Lochia”, explica.

¿Cuánto tiempo puedes esperar que el sangrado posparto continúe después de una cesárea? “Durante los primeros días después de una cesárea, la mayoría de las mujeres tendrán sangrado similar a un período intenso y algunas incluso pueden pasar pequeños coágulos. Sin embargo, el sangrado posparto tiende a ser más claro y ligero cada día, y generalmente se resuelve por completo en cuatro semanas. Si su sangrado dura más de seis a ocho semanas, debe llamar a su médico”, dice Zertuche. “Independientemente de si tuvo un parto vaginal o por cesárea, [el sangrado posparto] puede ser pesado al principio, pero debe ser más liviano y ligero cada día”.

“Debe llamar a su médico si usted está empapando una toalla con sangre cada hora o si pasa grandes coágulos de sangre, o si tiene síntomas de un bajo recuento sanguíneo, como el corazón acelerado, dificultad para respirar o mareos o aturdimiento. Estos síntomas pueden indicar que su sangrado es demasiado fuerte”, explica. Además, la American Pregnancy Association (APA) señaló que si tienes fiebre de más de 39 grados, debes llamar a tu médico.

Además de vigilar de cerca cuánto estás sangrando, es especialmente importante que lo tomes con calma y te cuides después de una cesárea, después de todo es una cirugía mayor. La APA señaló que una vez que estés en casa, debes mantener tu nivel de actividad bajo y evitar levantar algo más pesado que tu bebé.

La APA recomienda también “evitar más tareas domésticas.” Asegúrate de que estás bebiendo muchos líquidos para mantenerte hidratada y trata de comer comidas saludables para prevenir el estreñimiento y restaurar tus niveles de energía, la APA señaló. También debes evitar el uso de tampones o duchas vaginales, tomar baños, entrar en piscinas públicas y jacuzzis, hacer ejercicio, sexo o usar escaleras repetidas veces.

Parece que no importa de qué manera des a luz, no saldrás de la hemorragia posparto. Pero tómalo con calma y controla cuánto estás sangrando entre las comidas de tu recién nacido y sus cambios de pañales.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin