Actualidad

¿Puedes tomar un multivitamínico en el embarazo en vez de vitaminas prenatales?

Algunas mujeres prefieren hacerlo

Una de las primeras preguntas que te hará tu obstetra/ginecólogo durante su cita prenatal inicial es si estás tomando vitaminas para estar sana. Si ya tomabas algún multivitamínico antes del embarazo y quieres seguir con él en vez de vitaminas prenatales, ¿se vale?

Según investigaciones recientes, existe cierto debate sobre la necesidad de una vitamina prenatal compleja o de folato simple y vitamina D. Si bien es ideal para obtener las vitaminas y nutrientes que necesitas con tu dieta, Clínica Mayo señaló que nosotros, como seres humanos, simplemente no somos confiables cuando se trata de alimentarnos a nosotros mismos.

La idea detrás de tomar una prenatal es garantizar que el feto en desarrollo obtenga toda la nutrición que requiere independientemente de la dieta materna. La fórmula prenatal está diseñada teniendo en cuenta las necesidades específicas de una madre gestante, estimulando el ácido fólico, la vitamina D, el DHA y el hierro, según The Mayo Clinic. Aparecen en niveles muy diferentes a los que tienes en tu multivitamínico básico, por lo que son indispensables.

La mayoría de las vitaminas prenatales ahora contienen vitamina D, calcio y DHA extra, todos los nutrientes que el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (ACOG) considera son críticos para la formación de un bebé saludable. Las multivitaminas varían ampliamente y algunas son altamente especializadas. Existen multivitaminas para mujeres que levantan pesas, multivitaminas para personas con poco cabello; hay para todas.

Algunas de estas vitaminas tienen ingredientes como el ginseng u otras hierbas que pueden estar contraindicadas para el embarazo, informó Healthline. Afortunadamente, mientras que las multivitaminas solían ser la opción más barata, las vitaminas prenatales complejas ahora tienen el mismo precio que muchas fórmulas multivitamínicas.

Los beneficios de la nutrición sólida durante el embarazo no deben pasarse por alto, según ACOG. El folato es clave para prevenir los defectos del tubo neural como la espina bífida y la microcefalia, y la vitamina D ayuda a formar los huesos del bebé a la vez que disminuye el riesgo de desarrollar preeclampsia, señaló el BJOG. El DHA, el ácido graso esencial que se encuentra en el pescado, el lino y las nueces, también es un componente esencial del cerebro de tu bebé. Hay una razón por la que se llama “el nutriente inteligente”. En cuanto al hierro, te mantiene corriendo mientras creas a un ser humano completamente nuevo, según el artículo de ACOG.

Las multivitaminas, si bien pueden parecer una gran idea, simplemente no están diseñadas teniendo en cuenta el cerebro en desarrollo de tu bebé. No tienen en cuenta tu aumento de volumen de sangre o energía como mujer embarazada. Están formulados para un humano promedio, no para una fábrica de bebés que requiere una nutrición especial. Sin embargo, hay evidencia de que no debes tomar tu prenatal indefinidamente, así que una vez que termines con el embarazo y la lactancia, y ya no estés tratando de concebir, está bien volver a tu multivitamínico diario.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin