Actualidad

Primeros síntomas de influenza que debes considerar en tu hijo

No los dejes pasar en esta temporada

La gripe está bastante fuerte este año. Los informes de niños que mueren y el hecho de que la vacuna no cubre tantas cepas de gripe como anticipó el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) causa ansiedad a todos. Debido a que los bebés son más vulnerables, y algunos son demasiado pequeños para vacunarse, puede ser aún más aterrador si contraen influenza. Y dado que existen medicamentos antivirales, como Tamiflu, que funcionan mejor en las primeras 48 horas, es importante conocer los primeros síntomas en los bebés, para que puedas darles el tratamiento de inmediato.

La Dra. Jill Leavens-Maurer, pediatra y directora de Residencia Pediátrica en NYU Winthrop Hospital dice que los signos reveladores son más conductuales que los relacionados con la fiebre. Debes estar atenta a la fiebre, irritabilidad y mala alimentación como signos tempranos de que tu bebé podría tener gripe. “Si su bebé no se consuela fácilmente… tiene más sueño que de costumbre, se pasa más tiempo entre tomas o pasa ocho horas sin un pañal mojado, esto es motivo de preocupación”.

El Dr. Gregg Rockower, un pediatra en Nueva York, dice que, “la clave con los niños pequeños, especialmente los bebés menores de 3 meses, es que si no se ven bien o tienen problemas para despertar o su respiración es dificultosa, esto podría ser un signo de influenza”. Él dice que la gripe puede aparecer abruptamente y si te preocupa el comportamiento o la apariencia de tu bebé, incluso sin la aparición de fiebre, es buena idea llevarlo a urgencias.

Si tienes la tentación de esperar y ver si tu bebé se siente mejor con un poco de Motrin o Tylenol, mejor ve al médico lo más rápido posible. La Dra. Leavens-Maurer dice que los bebés mayores de dos meses de edad pueden recibir el medicamento antiviral (conocido por el nombre comercial Tamiflu), pero solo es efectivo si se administra en las primeras 48 horas desde la aparición del virus. Hay algunos efectos secundarios gastrointestinales, como dolor de estómago y si tu bebé ya está vomitando, es posible que el médico no pueda administrarlo. Este es un medicamento con receta, por lo que no puedes comprarlo en la farmacia.

Si bien es posible que escuches informes de que las personas contraen influenza, incluso si recibieron la vacuna, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) aún recomienda que los niños mayores de 6 meses reciban la vacuna. Los niños de 6 meses a 8 años necesitarán dos dosis, con 28 días de diferencia. Un estudio de 2017 publicado en Pediatrics, el diario oficial de la AAP, dijo que la vacuna contra la gripe causó una reducción en el número de muertes pediátricas por influenza.

La Dra. Leavens-Maurer dice que la temporada de influenza puede extenderse hasta abril o mayo y que no es demasiado tarde para recibir una inyección. Los niños que se vacunan y les da influenza generalmente tienen casos más leves con duraciones más cortas.

Como los bebés menores de 6 meses no pueden recibir una vacuna, es importante que sus padres, hermanos y cuidadores se vacunen. Mientras que muchas personas, especialmente los niños, odian las agujas, los CDC recomiendan lavarse las manos frecuentemente y limitar la exposición del bebé a otras personas.

Según el Dr. Rockower, lo más importante a tener en cuenta en un bebé con influenza es su respiración. Si es dificultosa es motivo de preocupación y una buena razón para contactar nuevamente al médico. También sugiere que vigiles problemas de alimentación, ya que la deshidratación puede ser muy peligrosa o fatal para un bebé.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin