Dra. Estela Zamudio

Mi bebé tiene más de un año y no le salen los dientes: ¿es normal?

Aprende todo sobre la dentición

La edad de aparición de los dientes puede ser variable de niño a niño y mucho depende de la genética. Generalmente la edad de aparición de la dentición primaria o de los llamados “dientes de leche” es alrededor de 6-7 meses, y dura hasta los 24 a 30 meses, sin embargo si esto no ocurre a esta edad no tiene que ser motivo para alarmarse.

La manera en que los dientes aparecen generalmente es en pares y comienzan con los incisivos centrales inferiores, y posteriormente los superiores y al final los molares.

En cuanto a los síntomas que puede producir la dentición es muy variada, a lo largo de la historia se creía anteriormente que producían síntomas muy graves, sin embargo lo que se ve habitualmente puede ser: salivación, irritabilidad, fiebre no muy alta, e incluso puede ser que los niños no presenten síntomas.

Las causas de que se retrase la dentición puede ser debido a algunas enfermedades específicas o síndromes, como hipotiroidismo, síndrome de Down y deficiencia de vitamina D. En dado caso que se sospeche de alguna enfermedad se pedirán los exámenes correspondientes.

En cuanto al tratamiento, anteriormente se usaban cucharas de plata para que los bebés se rascaran, sin embargo, éstos han sido sustituidos por las mordederas u objetos de dentición fríos. La temperatura fría del objeto causa vasoconstricción localizada, lo que disminuye la inflamación, y mordiendo el objeto da un mayor alivio mediante la aplicación de presión en las encías. Las mordederas u objetos de dentición llenos de líquido deben refrigerarse en el refrigerador y no en el congelador, y no deben ser esterilizados en agua hirviendo o en el lavaplatos. Los extremos de temperatura pueden alterar el material plástico y dar lugar a una fuga del fluido.

Los remedios homeopáticos y naturales son ampliamente utilizados y no hay suficiente evidencia para recomendar su uso, sin embargo muchas mamás han visto diferencia al utilizarlos.

El ámbar es un remedio tradicional europea para la dentición y es usado por el niño como un collar, una pulsera o tobillera. El ámbar se cree que es un analgésico natural, y cuando se usa, pequeñas cantidades de aceite se liberan en la piel, que se cree que alivia las molestias de la dentición. El ámbar no es un remedio oral y las cuentas no deben ser chupadas o masticadas.

Otros remedios naturales u homeopáticos incluyen la aplicación de aceites y hierbas para las encías, incluyendo hinojo, cebolla verde, aceituna, raíz de jengibre y vainilla. Muchos medicamentos contienen manzanilla. La manzanilla se pretende para ser especialmente útil si el niño sufre de diarrea, irritabilidad.

En ocasiones se puede optar por analgésicos vía oral; paracetamol o ibuprofeno pueden ayudar. Es importante conocer la dosis correcta y mantener la conciencia de las diferencias entre las gotas y la suspensión infantil.

La benzocaína es el ingrediente activo en algunos de los más populares remedios para la dentición. La benzocaína se debe utilizar con precaución y, en general, no se recomienda debido al riesgo de metahemoglobinemia.

Si tienes alguna duda en cuanto este tema, puedes mandar un correo o inbox a [email protected]

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin