Actualidad

La gran importancia de los baños de sol… ¡la vitamina D!

No en vano te lo recomiendan los doctores

Como probablemente te ha dicho tu doula, ginecólogo o pediatra, es extremadamente importante que tus hijos reciban vitamina D desde el primer día. Pero aunque no lo creas los niños pequeños pueden necesitar más de lo que piensas. Aunque al mismo tiempo, tampoco debes exagerar, así que hoy te explicamos como dar esos baños de sol, pero con cuidado.

Los niños pequeños necesitan 400 UI de vitamina D (10 mcg) por día, según la Dra. Natasha Burgert de KC Kids Doc. Pero se vuelve un poco complicado cuando se considera cómo los niños pequeños pueden obtener vitamina D y si están aprovechando formas naturales de acumular el nutriente. Sin embargo, es una buena idea primero comprender por qué la vitamina D es tan importante y cómo puede ayudar a tu niño a desarrollarse.

Baby Center compartió que “la vitamina D ayuda al cuerpo a absorber minerales como el calcio y desarrolla dientes y huesos fuertes”. El investigador y profesor de medicina Michael F. Holick dijo al sitio que una deficiencia de vitamina D no solo puede causar raquitismo (deformidad ósea y enfermedad de fracturas), sino que también puede evitar que un niño llegue a su “altura genéticamente programada y su masa ósea máxima”. Además, la vitamina ayuda a regular el sistema inmune, el crecimiento celular y la insulina dentro del cuerpo de su pequeño. Entonces, como puedes ver, es una pieza bastante importante de salud y desarrollo, y de hecho hay varias maneras en que tu pequeño puede obtenerla.

La vitamina D está presente en varias cosas a las que tu niño y tú tienen fácil acceso, como alimentos, leche, jugo de naranja y luz solar. Puedes mezclar alimentos como la carne de res, el salmón, el queso, la avena y la yema de huevo para aumentar la vitamina D en la dieta de tu hijo, según Prevention.

Y SF Gate dijo que también puedes asegurarte de pasar mucho tiempo al sol o dar baños de sol ya que la luz solar desencadena una de las tres reacciones químicas que convierten un compuesto inactivo de la piel en vitamina D.

Calcula también la cantidad de vitamina D que tu pequeño adquiere de forma natural al buscar la cantidad de alimentos y la cantidad de tiempo que toma al sol. Por ejemplo, una 100 gramos de salmón es 102 UI, media taza de jugo de naranja es 50 UI y una yema grande de huevo es 20 UI.

Al considerar cómo tu niño está consumiendo vitmaína D (y cuánta), es interesante saber que hace unos pocos años la cantidad recomendada de vitamina D era de solo 200 UI por día. Ese ya no es el caso. En realidad, hay una serie de cantidades sugeridas, que oscilan entre 400 UI y 2500 UI por día para niños pequeños. Entonces, cuando se trata de calcular aproximadamente cuánta vitamina D tu hijo ya recibe y la dosis que debes dar en forma de vitaminas, es una buena idea hablar con su pediatra, quien puede ayudarte a encontrar la cantidad apropiada para tu hijo y con la que te sientas cómoda como madre.

Sin embargo, al final, si tu hijo recibe al menos 400 UI, está dentro de la cantidad que debería tomar diariamente, según Burgert. Aunque es posible que algunos padres quieran aumentar la dosis, ten en cuenta que si tu pequeño ya toma muchos baños de sol o come varios alimentos con alto contenido de vitamina D, puedes evitar dosis más altas o consulte al pediatra para una mejor respuesta.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin