Actualidad

¿Cuándo se cae el muñón del cordón umbilical?

A muchas mamás les da miedo afectar al bebé

Cuidar a un recién nacido puede ser complicado, ya sea que seas una mamá con experiencia o primeriza. Debes aprender las señales y los gritos de tu bebé, descubrir su horario de sueño (porque lo dictan) y aprender a envolverlo y alimentarlo. Pero cuando los bañas por primera vez, es posible que te preocupe tocar o agitar el cordón umbilical que queda en el ombligo. Eventualmente desaparecerá, pero exactamente ¿cuándo se cae el muñón del cordón umbilical?

De acuerdo con la American Pregnancy Association, el cordón umbilical es el que suministra los nutrientes de la sangre al bebé a través de la placenta. Cuando nace el bebé, se corta el cordón umbilical, dejando un pequeño muñón en el ombligo. Éste se seca y eventualmente se cae, mostrando el pequeño ombligo. La pediatra Gina Posner, MD del Orange Coast Medical Center dice que la mayoría de los cordones umbilicales se caen unos cinco o siete días después del nacimiento del bebé, pero se considera rango normal si se cae dentro de las tres semanas de edad. Después de que tu bebé alcanza la marca de las tres semanas, si el cordón umbilical aún está conectado, Posner dice que se considera un tiempo de separación anormal.

Hay una rutina a tener en cuenta cuando se trata de limpiar y cuidar el muñón del cordón umbilical de tu bebé, también. Posner dice que lo más importante para los padres es no mojarlo. Ella sugiere que no se debe bañar al bebé hasta que se le caiga el muñón, aunque puedes bañarlo con esponja  mientras mantienes seca la zona del ombligo. También debes tener en cuenta el área cuando  le cambies el pañal. “El pañal debe doblarse debajo del cordón umbilical en todo momento”.

El pediatra Eric Morley, MD del MemorialCare Saddleback Medical Center dice que para mantener el área limpia, puedes limpiar el muñón con un paño húmedo si es necesario, pero ten en cuenta que nunca se sumerge en agua hasta se cae. También dice que los padres deben estar atentos a la infección del ombligo (el muñón del cordón umbilical), que puede ser muy grave. “Los signos de infección incluyen enrojecimiento y firmeza de la piel alrededor del ombligo, junto con una posible secreción maloliente”.

Si estás pensando en usar productos para secar el muñón del cordón con mayor rapidez, mejor reconsidéralo. Catherine Gritchen, M.D., pediatra del Hospital Infantil y de Mujeres Miller dice que cuando mantienes el muñón del cordón limpio y seco, permites que las bacterias beneficiosas naturales ayuden a secar y separar el cordón. Pero cuando utilizas cualquier tipo de aplicación antibacteriana, como alcohol, en realidad puedes retrasar la separación del cordón porque estás eliminando esa bacteria beneficiosa que ayuda a que se desprenda de forma natural. “Además, puedes seleccionar bacterias oportunistas ‘malas’ aumentan las posibilidades de infección”.

Gritchen dice que en el pasado, era una práctica común para los padres usar aplicaciones tópicas para secar el muñón del cordón umbilical. “Muchos abuelos o padres mayores recordarán la aplicación del ‘tinte azul’ (violeta) al cordón después del nacimiento o recomendaciones como poner un moneda, pero esto ya no se considera la mejor práctica para los niños”.

Por lo tanto, siempre y cuando mantengas el muñón del cordón umbilical seco y limpio, se debe caer dentro de la primera o segunda semana después del nacimiento de tu bebé, pero también puede tomar hasta tres semanas para que se caiga en algunos casos. Solo sigue la rutina de cuidado adecuada y pronto verás el adorable ombligo de tu bebé.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin