Actualidad

¿Cómo tratar la sequedad vaginal durante el embarazo/posparto?

Porque también puede pasarte

El embarazo puede cambiar tu cuerpo de muchas maneras inesperadas. Tus hormonas pueden tener un gran impacto y provocar exceso de vello facial, problemas de la piel, todo tipo de hinchazón e incluso cambios en el sentido del olfato y el gusto. También tu vagina cambiará. Mientras que algunas mujeres tienen una gran cantidad de secreción vaginal, muchas a menudo la tienen escasa. Si las regiones inferiores están tan secas como un desierto, es posible que desees saber cómo curar la sequedad vaginal durante el embarazo y en el posparto.

El Dr. Yen H. Tran, gineco-obstetra del Orange Coast Memorial Medical Center, dice que si estás embarazada y sufres de sequedad vaginal, puedes tomar un largo baño relajante, un baño de asiento o usar una crema hidratante. Ella agrega que beber mucha agua también puede ayudar. Es importante mantenerte bien hidratada y evitar tomar demasiada cafeína u otros alimentos que puedan deshidratarte. De acuerdo con Pregnant Naturally, el moco cervical es 90% de agua, por lo que beber lo suficiente durante el día debería ayudar a mantener la producción de moco en el camino correcto.

También tus hormonas del embarazo son culpables. Según Parents, durante el embarazo tus hormonas pueden fluctuar rápidamente, causando algunas cantidades de sequedad vaginal o irritación. Los niveles de progesterona también juegan un papel. Si tus niveles de progesterona caen bajos durante el embarazo, explicó Healthline, puedes experimentar sequedad vaginal, junto con otros síntomas que incluyen bajo nivel de azúcar en la sangre, fatiga, manchado, dolor abdominal y sensibilidad en los senos.

Todas las mujeres y todos los embarazos son diferentes, y la fluctuación en las hormonas afecta de diferentes maneras. La mayoría de las mujeres embarazadas en realidad no sufren sequedad vaginal debido a este cambio hormonal, explica G. Thomas Ruiz, doctor en Orange Coast Medical Center. La Dra. Mary O’Toole, obstetra-ginecóloga del MemorialCare Saddleback Medical Center, agrega que la mayoría de las mujeres embarazadas notan más secreciones y no sequedad, aunque en el posparto, la sequedad sí es mucho más común.

Lo creas o no, también hay ciertos ejercicios que puedes hacer para combatir tu sequedad vaginal. Los síntomas de la menopausia sugieren que hacer ejercicios pélvicos, conocidos como Kegel, pueden aumentar el flujo de sangre a la vagina. También puedes probar otras actividades físicas ligeras como trotar o nadar para que tu sangre fluya, siempre y cuando tu médico lo apruebe.

Si estás demasiada seca para tener relaciones sexuales, Ruiz recomienda usar un lubricante. Solo ten en cuenta que hay ciertos lubricantes que debes evitar en el embarazo y posparto. Como los que contienen glicerina, parabenos, fragancias, sabores o azúcares, ya que pueden causar una infección de levadura o irritar el tejido vaginal.

Usar un lubricante a base de agua es la mejor opción y si bien la sequedad vaginal puede ser molesta, si va acompañada de dolor o manchado, asegúrate de llamar a tu doctor, partera o doula. Pueden evaluar tu condición y aconsejarte sobre los mejores remedios o tratamientos para tu situación.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin