Actualidad

¿Cómo se detecta el Trastorno del Espectro Autista (TEA)?

Así es como se hace de forma profesional

Muchos expertos ya no consideran el Trastorno del Espectro Autista (TEA) la tragedia del desarrollo representada hace años. Dicho esto, los niños con TEA a menudo se enfrentan a desafíos únicos y pueden beneficiarse realmente del diagnóstico y del apoyo específico en la primera infancia. ¿Cómo se evalúa a los niños con autismo? La evaluación del “estándar de oro” es rigurosa, participativa y, cuando la realiza un profesional experimentado, es una herramienta útil para la autocomprensión.

“Generalmente, cuando los padres están preocupados por el desarrollo de su hijo, hablan con el pediatra de su hijo”, explica la Dra. Crystal I. Lee, de LA Concierge Psychologist. Lee dice que los pediatras usan una herramienta llamada la Lista de Verificación Modificada para el Autismo en Niños Pequeños (M-CHAT), una evaluación básica del Trastorno del Espectro Autista cuando los niños tienen entre 16 y 30 meses de edad. Sin embargo, el M-CHAT no puede diagnosticar TEA en sí mismo. A medida que los padres buscan comprender mejor las necesidades de un niño neuro divergente, hay muchas evaluaciones por delante.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), aunque el TEA se puede detectar a los 18 meses de edad, muchos niños no reciben un diagnóstico hasta que son mucho mayores, lo que puede impedirles obtener la ayuda que necesitan. No existe una prueba de sangre para el autismo, por lo que todas las evaluaciones se basan en observar cómo hablan, se comportan y se mueven los niños en comparación con sus compañeros neurotípicos.

Después del M-CHAT, los pediatras derivarán a los padres a un psicólogo o neuropsicólogo, explica Lee. Lo que sigue es el “estándar de oro” de la evaluación psicológica, una serie de pruebas que incluyen la observación, el juego estructurado y las interacciones sociales: el Programa de observación diagnóstica de autismo, 2ª edición (ADOS-2), la Entrevista diagnóstica de autismo, revisada (ADI- R), las Escalas de Conducta Adaptativa de Vineland, Segunda Edición (Vineland-II), pruebas cognitivas y de lenguaje y observación escolar.

Si bien esta serie de pruebas se considera la forma más precisa de diagnosticar el trastorno del espectro autista, no son necesarias. Esto significa que no todos los médicos seguirán este modelo probado y verdadero. “Esto es desafortunado porque a veces las personas perderán un diagnóstico de TEA debido a la experiencia inadecuada o la falta de instrumentos de prueba necesarios”, señala Lee. Sorprendentemente, a algunos niños se les diagnostica el TEA sin ninguna prueba en absoluto.

“En los últimos 10 años más o menos ha habido un movimiento dentro de la comunidad TEA para presionar por la aceptación de la neurodiversidad, que personalmente considero que es genial”, explica Lee. “No hay duda de que existe una diversidad biológica entre los humanos y estoy de acuerdo en que el TEA no es una enfermedad que deba curarse”.

Para Lee, las personas autistas pueden recibir ayuda y asistencia según su evaluación para mejorar la experiencia escolar, las relaciones familiares y la calidad de vida en general.

Es aterrador pensar que tu hijo pase tanto tiempo en la oficina de un psicólogo. Sin embargo, un diagnóstico sólido puede arrojar información crucial sobre la forma de ser de un niño en el mundo para sus familias y para ellos mismos. La evaluación por parte de un profesional calificado también puede ayudarte a comprender mejor los pensamientos, sueños, esperanzas, desafíos y necesidades de tu hijo, un trabajo esencial para cualquier padre, ya sea que tu hijo esté en el espectro o no.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin