Actualidad

¿Cómo mantener tu espalda sana mientras amamantas?

Algunas mamás se colocan en malas posiciones

Si sufres de dolor de espalda al amamantar (que es de lo más común), resulta que hay posiciones de amamantamiento para una espalda sana que podrían ayudarte a sentirte mejor en esta etapa.

Apretar la espalda y sostener a tu bebé sin apoyo puede provocar una mala postura y dolor, según The Chiropractic Place. Es esencial que tengas en cuenta la postura y la alineación de la columna vertebral al colocar a tu hijo para amamantar. Esto puede ser difícil de equilibrar cuando también estás tratando de optimizar la capacidad de tu bebé para amamantar de manera efectiva y fácil.

De acuerdo con el artículo, debes llevar a tu bebé a tu seno, no al revés, de esa manera evitarás las encorvaduras y el dolor de cuello. También necesitas tener el peso de tu bebé adecuadamente apoyado y en la altura correcta para tus necesidades de lactancia.

La Consultora de Lactancia certificada por la Junta Internacional Mina Rorcharshky, dice que las mejores posiciones para amamantar y tener una espalda saludable, mantienen la columna vertebral neutral. “Considere acostarse de lado mientras amamanta o se inclina hacia atrás y el estómago de su bebé está pegado a su estómago sobre sus senos”. Rorcharsky señala que cada madre que amamanta en algún momento se va a poner floja con su agarre y es probable que se sienta un poco cansada y con incomodidad. Es una verdad universal de la lactancia materna, por así decirlo, pero no debería ser algo cotidiano.

Además, hay trucos que puedes usar para recordarte que debes enderezarte mientras amamantas. “Si está sentada, siéntese en una silla con una buena espalda alta y tire de sus hombros hacia atrás para que la parte inferior de su espalda se extienda por la silla. Hágalo varias veces en cada sesión. Si está amamantando en una posición boca abajo, tome algunas respiraciones profundas mientras amamanta a su bebé y sienta dónde su cuerpo golpee la superficie sobre la que está acostada”.

Ella encuentra que este puede ser un buen recordatorio de cómo tu postura se relaciona con la comodidad. “Un agarre de fútbol puede permitir más estiramientos y una espalda más recta que tener a su bebé frente a usted y no la alienta a cruzar las piernas tanto, tirando de su espalda”.

La idea es que encuentres una posición cómoda y relajante para ti y para tu bebé, y puedas evitar la difícil quemazón y las articulaciones crujientes que se sufren durante la lactancia. Prueba algunas posiciones, ve cómo se sienten e inicia a partir de ahí. Solo recuerda, mantén la columna vertebral  lo más neutral que puedas.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin