Actualidad

Usar aceites esenciales en tus hijos: ¿puede ser peligroso?

Huelen rico y son terapéuticos, pero deben tener normas

Es común que como mamás, escuchemos bastante sobre los aceites esenciales y sus muchos beneficios. Eso es porque, bueno, huelen bastante genial. ¿Y quién realmente quiere negar la posibilidad de un poco de Zen en sus vidas? ¿Pero qué hay de tus pequeños? Es importante saber cómo usar mejor los aceites con los niños, por ejemplo, ¿son aceites esenciales en un humidificador seguro para bebés?

“Un humidificador no dispersará los aceites como partículas ultrafinas que se pueden respirar fácilmente para obtener un beneficio terapéutico”, dice Stephanie Poe, quien tiene un doctorado en inmunología. Poe, señala que es importante tener en cuenta que cuando calientas los aceites esenciales, sus propiedades terapéuticas cambian. “Por lo tanto, es mejor usar únicamente difusores destinados a ser utilizados con aceites esenciales. Incluso entonces necesitas usar una buena marca que sea eficiente para dividir los aceites esenciales en partículas muy finas”.

Si tienes un humidificador en tu hogar, notarás una advertencia que te aconseja no usar aceites esenciales con el dispositivo. Crane, un popular proveedor de humidificadores, señaló en su sitio que los aceites esenciales nunca deberían usarse dentro del tanque de los dispositivos. “Cuando se agregan aceites esenciales, obstruyen el nebulizador, haciendo que el humidificador no pueda producir vapor y que el tanque de agua se agriete”, afirmó la compañía.

Además de arruinar el dispositivo, Kathleen Henderson de Yankee Homestead señaló, al igual que Poe, que en el caso de un humidificador tibio también puede dañar cualquier propiedad terapéutica que puedan proporcionar los aceites.

¿Cuáles son algunos de los pasos que debes seguir para asegurarte de obtener los beneficios? Si no tienes a mano un difusor de aceites esenciales, puedes intentar mezclar los aceites en una botella de spray con agua y nebulizar sobre los muebles, la alfombra o la ropa de cama.

Pero de acuerdo con un informe del Centro de Envenenamiento de Tennessee, es importante proceder con precaución. Eso se debe a que entre 2011 y 2015, los informes de exposiciones tóxicas a estos aceites se duplicaron, poniendo a los niños en mayor riesgo. Los expertos dicen que se debe evitar el consumo o la aplicación excesiva de aceites para limitar el riesgo, y los padres también deben mantener los aceites fuera de su alcance y en un gabinete cerrado.

Si aplicas aceites a la piel de tu hijo, es importante diluirlos primero con lo que se conoce como aceite de transporte, como el aceite de oliva, la almendra, el coco o la jojoba. Según Natural Mama, si tu hijo es recién nacido hasta los 6 meses, debes usar estos aceites con moderación y usar una solución al .25% cuando los apliques, diluyendo una gota de aceite esencial por 1.5 cucharadas de aceite transportador.

El sitio web señaló que los niños de 6 meses a 2 años deben ser tratados con una solución de .25% a .5%, diluyendo una gota de aceite esencial por una cucharada de aceite transportador. Estas aplicaciones deben considerarse en el caso de todos los aceites esenciales.

También es importante tener en cuenta que ciertos aceites son dañinos cuando se usan en niños pequeños o alrededor de ellos, como la hierbabuena y la salvia. Otros como la lavanda, bergamota, el limón, pachulí, el árbol del té y la hoja de canela, son seguro para difundir y aplicar tópicamente (cuando se mezclan con un aceite portador) para niños de 2 años o menos. No se deben administrar aceites esenciales por vía oral a los niños.

Los aceites esenciales pueden ser una maravillosa adición a tu rutina diaria de bienestar, incluida la que implementas para tu pequeño, pero siempre usándose con cuidado y no en un humidificador.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin