Actualidad

¿Te puedes dar una ducha o baño después de que se rompió tu fuente?

Algunas mujeres quieren sentirse

Una de las maneras más notables de averiguar si estás a punto de parir es sentir o ver tu ruptura de fuente. Aunque, para la mayoría de las mujeres, no siempre es tan dramático como podría ser en las películas. Tu agua puede romperse en cualquier momento y muchas mujeres quieren sentirse limpias antes del parto, por lo que deciden darse una ducha o baño antes de ir al hospital. Pero, ¿esto es seguro?

La Dra. Mary O’Toole, obstetra y ginecóloga en el MemorialCare Saddleback Medical Center, dice que sí puedes tomar una ducha después de que se te rompa la fuente de agua, pero debes informarle a tu médico primero. Dependiendo de tu situación, teniendo en cuenta cualquier factor de riesgo o complicaciones, tu médico puede darte el mejor consejo sobre qué debes hacer.

La Dra. Amy Peters, obstetra y ginecóloga del mismo hospital, está de acuerdo y señala que llamar a tu médico primero es ideal porque es posible que tengas que ir al hospital más temprano que tarde.

Pero si has tenido un embarazo saludable, no sientes contracciones, puedes sentir que tu bebé se mueve y sabes que su cabeza está abajo y en la parte profunda de tu pelvis, tu médico puede darte la luz verde para tomar una ducha antes de dirigirse a tu destino como mamá. “Si mis pacientes no se contraen, es su primer bebé y viven cerca del hospital, a veces les digo que está bien ducharse”, aclara Peters.

Con el embarazo, especialmente en las últimas semanas, es posible que derrames un poco de orina cuando ríes o toses, entonces, ¿cómo puedes saber si sólo te hiciste pipí o si tu fuente se ha roto? Según la Asociación Estadounidense del Embarazo (APA), solo una de cada 10 mujeres siente su ruptura de agua y, a diferencia de la orina, el líquido amniótico, que se escapa cuando el saco amniótico pierde o se rompe al inicio del parto, es inodoro y el fluido aparece como un chorro repentino o goteo constante. La organización señaló además que en ese momento, debes abstenerte de realizar cualquier actividad que pueda introducir bacterias en la vagina, como tener relaciones sexuales o usar tampones.

Una vez que se rompe la fuente de agua, hay una mayor posibilidad de infección, explicó el obstetra Ward Murdock en un artículo de Today’s Parent, por lo que lavarte está bien, siempre y cuando sea una ducha y no un baño. El artículo señaló además que el momento ideal para que se rompa el agua es hacia el final de la primera etapa del parto, porque el líquido amniótico y el saco ayudan a proteger a tu bebé y a ti de la infección.

Si estás experimentando lo que crees que es tu ruptura de agua, asegúrate de llamar a tu doctor o equipo de atención médica antes de hacer cualquier otra cosa. Después de todo, la seguridad de tu bebé y tú es lo más importante y una ducha, puede esperar.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin