Actualidad

¿Qué pasa cuando tu bebé ya puede darse la vuelta al dormir?

Muchas mamás se preocupan por la "muerte de cuna"

Los avances en los hijos son maravillosos, pero a veces, también son aterradores. Cuando tu bebé gatea por primera vez, se sienta, camina, se da vuelta, quizá te preocupa que se caigan, derriben algo, o en el caso de voltearse, atascarse o ahogarse. Entonces, ¿qué hacer cuándo tu bebé ya logra darse vuelta y rodar al dormir?

Si bien los posicionadores de sueño fueron populares durante un tiempo, en 2010, la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor advirtió a los padres que en realidad eran bastante peligrosos y causó la muerte de 13 bebés debido a la asfixia. La organización también advirtió que el uso de mantas enrolladas, almohadas de lactancia y otras ayudas para evitar que los bebés se revolcaran era más peligroso que útil.

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) emitió una declaración advirtiendo contra el uso de estos posicionadores, y en su lugar les dijo a los padres que si su bebé puede rodar confiablemente de atrás para adelante y de adelante para atrás, déjelos. De lo contrario, si te has dado cuenta de que se han puesto boca abajo durante la noche, con calma rodéalos sobre su espalda. Pero lo más probable es que si tienen la fuerza para avanzar, tengan la fuerza para retroceder solos.

La AAP también advirtió a los padres contra “envolverlos” después de que los bebés puedan darse la vuelta. Si bien puede parecer una buena manera de mantener inmóvil a tu bebé y, por lo tanto, incapaz de darse la vuelta, no es tan eficaz y presenta un posible riesgo de asfixia si se enredan en la manta y carecen del rango de movimiento para retroceder sobre sus espaldas o mover la cabeza lo suficiente para obtener suficiente oxígeno. La AAP sugirió un pijama caliente o un saco de dormir para bebés de esa edad.

El entorno más seguro para dormir, según la AAP, es que el bebé esté en una cuna con un colchón que se ajuste bien o que supere las normas de seguridad federales, equipado con una sábana ajustada hecha de material transpirable. No debe haber mantas, almohadas, animales de peluche, protectores o cualquier otra cosa en la cuna con tu bebé, que no sea tu bebé y su chupón si usa uno. La AAP recomienda que tu bebé duerma en su habitación, pero no en la cama contigo durante los primeros seis meses de vida. Lo ideal es que el bebé y tú compartan habitación durante el primer año. También debe haber aire circulante en la habitación, que es otra herramienta en la prevención de muerte de cuna.

Sin embargo, hay una tendencia preocupante que surge cuando los padres no están escuchando a sus pediatras cuando se trata de cómo dormir a sus bebés. Un estudio reciente mostró que últimamente, solo alrededor del 47.5% de los padres acuestan a sus hijos sobre sus espaldas en una cama libre, señaló CNN. Eso significa que la mayoría de los padres no siguen los consejos médicos convencionales.

Entonces, ¿deberías evitar que tu bebé ruede por la noche? Según la AAP, no hay una forma segura de prevenirlo, así que no lo intentes. Sin embargo, voltear a los bebés otra vez -suave y silenciosamente-, es una buena idea, pero no te vuelvas loca si te despiertas y te das cuenta de que se dieron la vuelta. Solo mantén la cama despejada y ponlos sobre sus espaldas. Es lo mejor que podemos hacer.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin