Actualidad

Manteca de karité para pezones agrietados o adoloridos: ¿es segura?

Es una opción por la que las mamás preguntan mucho

Al principio, amamantar puede ser bastante doloroso. Nuestros senos pueden estar biológicamente programados para producir leche y nutrir a los bebés, pero nuestros pezones probablemente no estén preparados para lo demás. La succión constante, especialmente cuando el bebé aún no la ha descifrado, puede hacer que los pezones se sientan crudos y dolorosos. Desesperadas por calmarlos, probaremos casi cualquier cosa que nos sugieran. En la actualidad, se recomiendan algunos, incluso algunos preparados con manteca de karité, pero ¿es segura mientras estás amamantando? Es importante averiguarlo antes de dejar que nuestros bebés la ingieran.

De hecho, la manteca de karité es perfectamente segura, según Leigh Anne O’Connor, una consultora internacional certificada en lactancia que ha estado en práctica durante más de dos décadas. O’Connor recomienda asegurarse de que la manteca de karité que se usa en la crema sea orgánica, lo que es una apuesta más segura, especialmente para los bebés.

El dolor del pezón puede ser insoportable y, a menudo, puede hacer que las mujeres consideren abandonar la lactancia. Para ser tan pequeños, los bebés tienen mecanismos de succión muy fuertes.

Antes de buscar cremas u otros remedios comprados en la tienda, La Liga de La Leche sugiere que trates de extraer leche materna y frotarla en los pezones si están adoloridos, se están secando o muestran signos de agrietamiento. Esto no solo es calmante, sino que la leche materna tiene cualidades antibacterianas. También sugieren probar compresas de agua tibia o empapando bolsas de té y colocándolas en los pezones para calmarlos. Todos estos tratamientos son buenos primeros pasos para probar, ya que están disponibles y son económicos.

La Liga de la Leche también recomienda un producto llamado Lansinoh, que drugs.com describe como una versión purificada de lanolina (grasa amarilla obtenida de la lana de oveja) que “elimina los residuos de pesticidas y detergentes y reduce los alcoholes naturales libres”, por debajo del 1.5% para mejorar la seguridad y reducir el potencial alérgico”.

Danielle Downs Spradlin, consultora internacional certificada en lactancia, dice que las cremas tópicas para la piel generalmente son seguras, pero los pezones y las areolas son diferentes porque cualquier cosa en ellos podría terminar en la boca del bebé. Spradlin dice que la mayoría de los productos tópicos y cosméticos de venta libre son GRAS (generalmente reconocidos como seguros) y no pasan al torrente sanguíneo. Debido a que no entran en el torrente sanguíneo, no entran en el suministro de leche de esa manera.

También recomienda probar aceites comestibles como el de coco u oliva, pero advierte que si el bebé ingiere demasiado aceite, podría causar heces grasas. Si esto sucede, debes llamar a su pediatra y dejar de usar los aceites en tus pezones.

Si todavía te preocupa la seguridad de cualquiera de estos productos mencionados, está bien usar la crema y luego quitarla de tus senos antes de la hora de comer. Hay muchas formas seguras y efectivas para tratar los pezones adoloridos y la manteca de karité definitivamente vale la pena. Si sigues usando cremas por un período prolongado de tiempo, Spradlin dice que es posible que tu bebé no se haya enganchado correctamente o que tu extractor de leche no esté colocado correctamente y podría ser útil buscar a un especialista en lactancia para que te ayude.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin