Actualidad

La máscara del embarazo: ¿qué hacer ante ese molesto paño?

Aunque no lo creas, se irá más pronto de lo que piensas

Durante el embarazo, las mamás probablemente se toparán con una serie de nuevos y exclusivos fenómenos que no estaban antes del bebé. Es totalmente normal. Pero una cosa que se ve muy fea, pero no es tan grave es la “máscara del embarazo” mejor conocida en México como paño.

La máscara del embarazo, médicamente conocida como melasma o cloasma, en realidad es causada por hormonas extra que crean hiperpigmentación en la piel, según Parents. Se manifiesta como manchas oscuras que aparecen con mayor frecuencia alrededor de la boca, la frente y las mejillas. Y si bien no es dolorosa, realmente puede atrapar a una mujer desprevenida el ver algo fuera de lo normal aparecer en su piel, especialmente durante el embarazo. Pero definitivamente no estás sola en tu experiencia porque aproximadamente del 50 al 70% de las mamás embarazadas experimentan una máscara de embarazo.

Cuando estás embarazada, tus hormonas son más que anormales y esta decoloración está relacionada únicamente con eso: desequilibrio hormonal, particularmente un “aumento pronunciado en los niveles de estrógeno” que crea una producción excesiva de melanina. Sin embargo, si ya estabas lidiando con un desequilibrio hormonal antes del embarazo, es mucho más probable que se te vea más. Además, si tienes pecas o lunares, probablemente se vea más oscura. Y esa línea de embarazo oscuro en la mitad de tu estómago (línea nigra) junto con tus areolas, probablemente se verán más oscuras también.

Si te preocupa cuidar la máscara del embarazo o prevenirla, hay algunos pasos que puedes seguir para evitar que se convierta en un problema. PregMed compartió que el uso de productos de maquillaje o piel que te hacen más sensible a la luz ultravioleta exasperará esta máscara por lo que ahora no es el momento de usar productos para abrillantar la piel o tratar manchas oscuras en tu rostro. Para ayudar a prevenir o aliviar los efectos, es buena idea usar ropa o paraguas más largos para limitar la exposición a la luz solar directa. También puedes tomar ácido fólico o comer alimentos ricos en ácido fólico, como pomelo, naranjas y vegetales de hojas verdes.

Lo más importante que debes saber es que no es crucial que te deshagas de la máscara del embarazo. No es dañina para ti o para tu bebé en absoluto.

Ten en cuenta que incluso después de dar a luz, tu máscara de embarazo podría quedarse otro poquito. El dermatólogo Dr. Bethanee Schlosser le dijo a FOX News: “Estudios más recientes han demostrado que el melasma para la gran mayoría de las pacientes es crónico y puede durar varios años”.

Aunque no le sucede a todas las madres, no te alarmes si tienes manchas oscuras en la piel o sensibilidad a la luz solar durante un período de tiempo posterior a tu embarazo. Después de que haya nacido tu bebé, hay tratamientos (que no son favorables en el embarazo) que puedes buscar. La Academia Estadounidense de Dermatología compartió algunas opciones para tratar la máscara del embarazo, como cremas tópicas o procedimientos como las exfoliaciones químicas para ayudar a acelerar el proceso de desvanecimiento.

Cuando se trata de máscara de embarazo, afortunadamente hay una explicación bastante simple y pocos o ningún riesgo para la salud que la acompañe. Desafortunadamente, aunque solo afecta la apariencia de la piel y no causa dolor, náuseas ni ninguno de los otros síntomas que ocurren durante el embarazo, es muy molesto ver así la piel. Pero pasará.

Redacción
Somos una comunidad de mamás para mamás. Una plataforma que permite que mamás se conecten para intercambiar ideas, consejos y experiencias que sirvan como guía y apoyo en el proceso de maternidad.
Free Events Calendar Plugin